Según la madre de la adolescente, un delincuente quiso quitarle el celular a su hija pero en el intento de robo se le cayó el aparato y por eso tomó a la menor de la muñeca y aceleró en su moto.

El hecho ocurrió al mediodía del viernes en el conjunto residencial ubicado al frente de la Clínica Colombia, en Bogotá.

La joven “estaba sentada en el camión de la mudanza y ellos esperaron a que se bajara para atacarla. Han atacado a otros vecinos también en moto. Según testigos fueron dos tipos en una moto azul Pulsar 147, los cobardes todo el tiempo tuvieron el casco puesto. Luego que el asesino (porque sin tener ya el celular, es obvio que su objetivo era arrastrarla hasta matarla o botarla a la calle luego de quien sabe cuanto tiempo), ella valientemente corrió a la par de la moto (hacia atrás) lo que más pudo, pues la arrastraron más de 20 metros. Un taxi se le atravesó a los tipos y por eso la soltaron para escapar por el andén y la 68 hacia el sur. Ella cayó en medio de la calle y luego de atravesarse para detener el tráfico, la recogió un paisita mochilero y una anciana. El Conjunto de enfrente tiene cámaras. Gracias a todos los que la auxiliaron y pidamos todos al Universo que aplique la ley de la compensación a los tipos, antes de que dañen a más gente”, dijo la madre de la menor, que a través de redes denunció lo sucedido y publicó las fotos de su hija.

También explicó que la menor sacó el celular ese día para llamarla y avisarle que ya estaban listos para empezar la mudanza.

La menor fue llevada a un centro médico y se recupera satisfactoriamente.