Regla:

Solo hasta después de finalizado el proceso de dejación de las armas, los plenipotenciarios de las Farc en la Mesa de Conversaciones podrán manifestar y registrar formalmente ante el Consejo Nacional Electoral la decisión de su transformación en partido o movimiento político, el acta de constitución, sus estatutos, el código de ética, la plataforma ideológica y la designación de sus directivos, dice el acuerdo.

Esta es la razón por la que muchos colombianos apenas se están informando sobre lo que pasará con las Farc después que se desmovilicen. A pesar de esto, en redes sociales empezaron a llover las críticas contra el Gobierno por la participación que tendrá la guerrilla en el Congreso de la República.

Varias de esas críticas están basadas en falsas afirmaciones, que a continuación explicamos, basados en lo escrito en el acuerdo tres del Acuerdo Final.

1. Tendrán 10 curules: Uno de los objetivos principales de las negociaciones era que las Farc abandonaran la ilegalidad para convertirse en un partido político regido por la Constitución. Por eso, entregarles curules en el Senado y la Cámara hace parte del proceso de reincorporación para que la guerrilla pueda contribuir a la terminación del conflicto armado.

Además, durante los diálogos los delegados de las Farc pedían más de 20 curules, a lo que el Gobierno siempre se negó.

Estas 5 curules en el Senado y 5 en la Cámara se les entregarán a partir del 2018 y durante dos periodos constitucionales.

2. Llegará al Congreso sin ser elegidos: Esta es una de las falsas afirmaciones, ya que desde el 2018 los colombianos podrán votar por el partido que conformen las Farc. Sin embargo, tendrán unas condiciones especiales, como un umbral menor al de otros partidos.

Otra condición será que las curules se mantienen aunque en las urnas logren menos de las 5. Es decir, que si por votación alcanzan 4 curules para el Senado, el Gobierno les otorgará la que hace falta.

Estos beneficios se vencerán el 19 de julio del 2026 y a partir de esa fecha tendrán las mismas normas que los demás partidos.

3. Tendrán poder de decisión: Este poder lo tendrán cuando sean elegidos por votación. Mientras tanto, a partir de la entrada en vigor de los acuerdos, las Farc designarán a 6 voceros, 3 en la Cámara y 3 en el Senado. Ellos no podrán ser guerrilleros sino civiles escogidos por las Farc y participarán en los debates de los proyectos que se desprendan del proceso de paz, al igual que lo hacen los otros congresistas, excepto el voto.

Esto se hará hasta el 2018, tiempo en el que deberán formar el partido político, proceso que iniciará una vez confirmen el desarme total.

4. Quienes hayan cometidos delitos podrán hacer política: El Gobierno ha sido claro en afirmar que quienes hayan cometido delitos de lesa humanidad no recibirán amnistía. Para el resto de guerrilleros, se suspenderán las condenas interpuestas por la justicia ordinaria hasta que el Tribunal para la Paz las tome.

5. Las curules las entregarán “a dedo”: Los negociadores del Gobierno reiteraron que "no hay ni habrá" curules otorgados "a dedo", y que la guerrilla deberá acudir a las elecciones de 2018.

Las Farc deberán "convencer a los colombianos en las urnas", consideró el Alto Comisionado de la Paz, Sergio Jaramillo, aunque el senador Barreras explicó que ellos acudirán a los comicios "en condiciones que garanticen una mínima vocería".