Para la Contraloría, estas Eps son responsables, “a título de culpa grave”, por aumentar el costo de los medicamentos entre el 2007 y el 2010.

Los $42.591 millones de pesos equivalen solo a 9 medicamentos de alto costo que no son cubiertos por el POS y son recobrados al Fosyga.

“Entre estos medicamentos están el Rituximab y Adalimumab, utilizados para el tratamiento de la artritis reumatoide y diferentes tipos de linfoma; el Sorafenib, aplicado para el cáncer de hígado; y el Bevacizumab y Capecitabina, empleados en el caso del cáncer de colon”, indicó la entidad.

En total fueron analizados 50.279 recobros hechos al Fosyga, en los que se comprobó que durante el mismo periodo las 39 Eps cobraron una diferencia exagerada de precios, “lo que evidenció un valor muy superior al margen que se promedió como razonable”.

En algunos casos, los costos superaron las barreras del 200 %, pero en otros el sobrecosto fue mayor, como en el caso del Palivizumab (938 %), Bevacizumab (678,7 %) y Rituximab (241,5 %).

Las 39 Eps tienen 10 días para presentar sus argumentos de defensa ante la Contraloría.

Estas son las Eps que deberán rendir cuentas: