El jefe negociador de las Farc en La Habana es uno de los guerrilleros que más acercamiento ha tenido con la política.

Luciano Marín Arango, como originalmente se llama, hace parte de las Farc desde 1977 y fue nombrado miembro del Secretariado desde 1990.

Su vínculo con la guerrilla empezó en el 77 cuando se unió a la Juventud Comunista Colombiana (JUCO) mientras adelantaba sus estudios en derecho en la Unión Soviética.

Una biografía de La Silla Vacía dice que las Farc empezaron un diálogo de paz con el Gobierno de Belisario Betancur en 1985 y esto dio paso a la creación de un partido político que se llamó Unión Patriótica (UP).

‘Márquez’ lideró la formación de ese partido “que que era una especie de brazo político de la izquierda legal e ilegal”, según Semana, y que tenía vínculos con las Farc.

Gracias a la UP ‘Márquez’ fue elegido concejal y representante a la Cámara por Caquetá.

Este líder de las Farc estuvo en el Congreso por dos años, hasta que empezó el exterminio contra la UP y él decidió volver a las Farc.