Frente primero:

El 7 de julio se conoció un panfleto que circulaba en el Guaviare y que decía: "El Frente Primero de las Farc Armando Ríos no se desmovilizará, por considerar que la política del Estado colombiano y sus aliados sólo buscan el desarme y la desmovilización de las guerrillas pretenden continuar gobernando con el mismo modelo económico".

Según la Policía, cuatro civiles que pasaban por el lugar en ese momento y dos auxiliares de la Policía, identificados como Eder Parra Triviño y Yilvert Álvarez Castro,

que prestaban seguridad en la Alcaldía, resultaron con lesiones leves y fueron atendidos al poco tiempo en centros de salud. Entre los heridos hay una menor de 17 años.

Los primeros que aparecen en la lista de posibles responsables son los guerrilleros del frente primero de las Farc, que se declararon en contra de los diálogos en La Habana y por eso anunciaron su disidencia. Históricamente, el Guaviare ha sido la zona de concentración de este grupo.

Sin embargo, las autoridades trabajan en una investigación para establecer a los verdaderos responsables, teniendo en cuenta que dicho frente prometió no hacer nada que vaya en contra del proceso de paz.

El Defensor del Pueblo, Alfonso Cajiao Cabrera, pidió que se adelanten las investigaciones rápidamente para esclarecer la autoría de estos hechos, asegurando que la entidad no tiene indicios claros respecto a la responsabilidad material e intelectual del frente primero de las Farc.

Pero que, de comprobarse esa hipótesis, “se trataría de un hecho de la mayor gravedad que implicaría la reacción contundente del Estado ante las expresiones de violencia de esas estructuras que se apartan del anhelo de un país en paz”, manifestó.