Ese día cerca de 2500 policías llegaron al Bronx, situado a pocas calles de la Casa de Nariño, para llevar a cabo una operación de desalojo y recuperar el lugar, considerado como la mayor ‘olla’ de la capital, en la que funcionaban mafias dedicadas al narcotráfico.

Ahora, los cientos de drogadictos que ahí permanecían han causado problemas de orden público en otros puntos de la ciudad, algunos de esos ya retirados del Bronx.

Veraguas

Los habitantes de este barrio salieron a marchar el sábado porque la presencia de habitantes de la calle ha aumentado desde la destrucción del Bronx.

Cerca de 300 ciudadanos bloquearon ese día la carrera 30 con calle Tercera para pedirles a las autoridades mayor control con estas personas que se han esparcido en parques y zonas concurridas para consumir drogas y, algunas veces, robar.

Anunciaron que este lunes, desde las 6 de la mañana, bloquearán la carrera 30 desde la calle tercera. Además, harán una reunión en la tarde para decidir qué acciones tomarán para darle una solución a este tema.

La Estanzuela

Este barrio dedicado al comercio se quejó ante las autoridades hace un par de semanas porque las ventas se redujeron considerablemente debido a la presencia de habitantes de calle que intimidaban a los clientes. De hecho, varios de los locales comerciales fueron saqueados y eso los motivó a protestar frente a la Alcaldía para exigir una solución. Días después la Policía intervino el lugar, acordonando la zona para evitar el ingreso de quienes residían en el Bronx.

Caño de Los Comuneros, en la calle sexta con carrera 30

Los comerciantes que trabajan cerca de este lugar también se han quejado de la presencia de más de 300 habitantes de calle que se trasladaron al caño y que la semana pasada 10 de ellos fueron arrastrados por las torrenciales lluvias que cayeron en Bogotá. A pesar de las intervenciones de las autoridades, hasta el día de hoy aún hay grupos de marginados que han armado pequeños refugios en el lugar.

San Bernardo y “Cinco Huecos”

Estos dos puntos fueron los primeros afectados por el desalojo del Bronx debido a su ubicación cercana.

San Bernardo está cerca al parque Tercer Milenio y hasta ahí llegaron los expulsados del Bronx, convirtiéndolo en un foco de drogadicción, hurto y venta de armas.

Ellos se concentraron en cambuches en los andenes, desmejorando la calidad de vida de los habitantes de ese barrio, quienes han asegurado en varias ocasiones que no se atreven a salir de noche.

Los habitantes y comerciantes de “Cinco Huecos”, ubicado entre las carreras 19 y 20, y calles 10 y 11, cerca al San Andresito de San José, también fueron blancos de robos y vandalismo pocos días después del desalojo.

Hace poco las autoridades llegaron hasta estos dos sectores y llevaron a los habitantes de calle a lugares de paso y centros de rehabilitación.

Atención del Distrito

Después de la intervención del Bronx, Integración Social atendió una totalidad de 2053 habitantes de calle que voluntariamente decidieron ingresar a los centros de atención que ofrece la secretaría.

Además de esta cifra, otras 380 personas en condición de indigencia que estaban ubicadas en “Cinco Huecos” y 255 en San Bernardo se unieron a los programas de atención.