El dato:

  Una vez las Farc hagan entrega del listado de todos los  integrantes que hagan parte de su organización, el Gobierno  iniciará el proceso de revisión y contrastación de la información contenida en el mismo.

En el Acuerdo Final quedó establecida la manera en la que las Farc entregarán un listado al Gobierno con la totalidad de sus cabecillas, guerrilleros y milicianos, incluyendo a los que están encarcelados.

Específicamente está detallado en el punto tres del Acuerdo Final, dedicado al fin del conflicto.

Ahí hablan de la acreditación y tránsito a la legalidad en la que, para poder permanecer en las zonas de concentración se comprometieron a revelar el número de guerrilleros que conforman las Farc.

“A través de un delegado expresamente designado para ello, hará entrega al Gobierno Nacional del listado de todos los y las integrantes de las Farc. Esta lista será recibida y aceptada por el Gobierno Nacional de buena fe, de conformidad con el principio de confianza legítima, sin perjuicio de las verificaciones correspondientes”, se lee en el documento.

Esta verificación estará a cargo de la oficina del Alto Comisionado para la Paz, que cruzará la información con la que está en poder del Gobierno. Sin embargo, en el acuerdo se prometió que el Estado dará todas las facilidades a la guerrilla para poder hacer el conteo de sus miembros en los centros carcelarios mientras que las Farc se comprometen a entregar una información veraz, verificable y exacta.

El comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, aseguró que esa lista deberá entregarse pocos días después de la firma final y luego empezará la verificación.

“El Gobierno tiene muy buena información sobre los miembros de las Farc en armas. Tiene también información sobre las milicias de las Farc, que son las redes de apoyo. Todo eso se está recogiendo, incluyendo las cárceles, y la obligación de las Farc es entregar un listado de esos hombres”, dijo a Blu Radio.

Después de la entrega de la lista

Existe todo un proceso que empieza con la entrega de los nombres al Gobierno para que se pueda dar paso a la revisión del listado. En caso de encontrar información que no es clara o que no coincide con la que tiene el Gobierno, consultarán con las Farc y la llevarán “a un espacio para resolver este tipo de problemas”, agregó Jaramillo.

Textualmente, en el acuerdo se lee lo siguiente: “Sus observaciones serán presentadas a las Farc y de no ser tenidas en cuenta se establecerá un mecanismo conjunto de solución de diferencias para la revisión de esos casos”.

Acreditación

Una vez los miembros de la guerrilla hayan dejado las armas recibirán una acreditación por parte del Gobierno. Esta acreditación debe estar lista en el día D+180. Es decir, seis meses después de la firma final del acuerdo.