¿Quién no fue alguna vez a la dirección de una escuela tras una citación de padres? Vea un caso que le demostrará que siempre hay que escuchar hasta el final.  

La escuela no siempre es un lugar fácil para los menores, temas como la adaptación, los nuevos amigos o los profesores surgen como miedos que están presentes para cientos de madres y niños. ¿Hiciste amigos hoy? ¿Cómo te fue en la escuela? ¿Comiste bien? Son algunas de las preguntas que son comunes y en las que se esperan respuestas positivas que dejen tranquilas a las familias.

A David lo citaron junto a su mamá para hablar con la directora de la escuela. Una historia que se repite muchas veces y que quizás a usted también le haya pasado. ¿Qué habrá hecho mi hijo? ¿Será algo malo? Distintas escenas y posibilidades se cruzaron por la cabeza de la mamá de David, que desconocía lo que había sucedido en realidad.  

“La mamá de Santiago le mandó una carta”, sentencia la directora para sorpresa de esta madre. Sin embargo, al leerla ella pudo entender de qué se trataba la reunión y por qué eran tan importantes, tanto la amistad, como la buena adaptación cuando los menores pasan por problemas para sentirse bien y felices en las nuevas escuelas.

Pero en el tema de la adaptación, no solo influyen los amigos, la buena nutrición cumple un rol fundamental en este proceso. Y en ese sentido, los alimentos como “la leche son sumamente necesarios para el desarrollo y crecimiento de los niños en edad escolar. Además, si están fortificados con vitaminas, hace que sean alimentos más completos para cubrir con las necesidades que requieren los pequeños en esa edad, donde el cuerpo necesita de esos nutrientes para tener un óptimo desarrollo”, aseguró la nutricionista Gabriela Donia a Publimetro.

De allí que las madres de hoy tienen que considerar que para el bienestar de sus hijos en las escuelas y para garantizar su crecimiento, deben alimentarlos de la mejor forma, y así asegurar que se preparen muy bien para llegar al colegio.

Vea la historia completa de David y Santiago en este video que lo hará recordar sus tiempos de infancia y le servirá para entender mejor a sus hijos.

KLIM®   FORTIGROW ® es un alimento lácteo con adición de vitaminas y minerales para ayudar a cubrir las necesidades nutricionales en la etapa de crecimiento y ayudar a preparar a los niños para el colegio. El ingrediente principal es leche fresca pero su aporte nutricional se diferencia de ésta, porque se adicionan 13 vitaminas y 3 minerales.

Los nutrientes adicionados son vitaminas   (A, D, E, K, C, B1, B2, Niacina, B6, Ácido fólico, B12, Ácido pantoténico, Biotina,) y los minerales Calcio, Hierro y Zinc.