Un terremoto con una magnitud de 5,6 en la escala Richter ocurrió hoy en el estado de Oklahoma y se llegó a sentir en zonas vecinas de Texas, informó el Servicio Geológico Nacional (USGS).

El epicentro se situó a 14 kilómetros al noroeste de la localidad de Pawnee (Oklahoma) a una profundidad de 6,6 kilómetros.

El temblor ocurrió a las 12.02 GMT y por el momento las autoridades de emergencia local no han informado de víctimas o heridos.

Oklahoma es una zona con alta actividad sísmica, aunque los temblores suelen tener una intensidad baja.

El temblor que se produjo relativamente cerca de la ciudad de Tulsa, la más poblada del estado.

El temblor ha tenido, en datos preliminares, la misma magnitud que el terremoto de noviembre 2011, que marcó un récord histórico y ocurrió cerca de pozos de fractura hidráulica o "fracking".

Los expertos consideran que el número de terremotos en el estado de Oklahoma se ha multiplicado por esta práctica, pero la magnitud suele ser mucho más baja y rondar los 3 grados Richter.