Las autoridades italianas rebajaron a 241 el número de muertos por el terremoto que afectó el miércoles al centro del país, seis menos que en el anterior balance.

Aunque no descartaron que la cifra pueda continuar aumentando, los responsables de Protección Civil anunciaron en conferencia de prensa el nuevo dato al haberse rectificado el recuento proporcionado por la delegación de Gobierno de Ascoli.

La jefa de emergencias de la Protección Civil, Immacolata Postiglione, informó de que los muertos en Arquata son por el momento 46, y no 57 como se había informado anteriormente.

Precisó que fueron 184 los fallecidos en el municipio de Amatrice, uno de los más devastados y sobre todo el que cuenta con más habitantes, así como miles de veraneantes en esta época del año, mientras que en el pueblo de Accumoli hay once muertos.

Durante la rueda de prensa, Postiglione comunicó que se han rescatado bajo los escombros a 215 personas con vida.

La última fue Giorgia, una niña de 10 años que fue encontrada con vida bajo los escombros transcurridas 17 horas desde el seísmo y que ha sido operada en un hospital de algunas fracturas y se encuentra en buen estado.

Protección Civil también informó de que ha descendido el número de personas hospitalizadas a 270 tanto en hospitales de Rieti como en Roma.

Postiglione señaló que las tareas de búsqueda en las localidades más afectadas, Arquata del Tronto y Pescara del Tronto, ambas en la provincia de Ascoli, y en Amatrice y Accumoli en la provincia de Rieti, han continuado durante toda la noche y que concluirán "sólo cuando se crea que no se pueden localizar a más personas" con vida bajo los escombros.

Dijo que se han instalado tiendas de campaña en Accumoli, Amatrice, Montegallo y Arqueata, para acoger a las damnificados.

Por el momento, 1.200 personas han dormido en estos campamentos y en gimnasios, ya que otras muchas han encontrado cobijo en casas de familiares y han preferido no alejarse de sus pueblos.

También se han previsto instalaciones en otras cinco localidades de la región de Umbria, donde no se han producido víctimas, pero sí daños materiales, para que las personas que tengan miedo de dormir en sus casas puedan pasar la noche en un lugar seguro.

Durante la noche ha continuado la actividad sísmica con dos temblores que han superado los 4 grados en la escala Richter, y Protección Civil informó de que se han registrado 460 réplicas desde el seísmo devastador de 6 grados de las 03:36 horas locales (01:36 GMT) del miércoles.

Protección Civil también advirtió de que no es necesario que lleguen más voluntarios para ayudar en las tareas de gestión de la emergencia, pero sí invitó a donar víveres o dinero.

MÁS DE MUNDO AQUÍ