Las protestas por la muerte de un ciudadano afroamericano en Charlotte (Carolina del Norte) han arreciado este miércoles, con violencia en el área luego de que los manifestantes hubieran intentado ser dispersados con gases lacrimógenos por la Policía.

El punto de las manifestaciones se convirtió en un lugar luctuoso luego de que un hombre recibió un disparo en hechos confusos que la policía de Charlotte asegura que se trata de violencia entre civiles. El hombre murió al llegar a un hospital de la ciudad.

Las manifestaciones ocurren en el centro de Charlotte, luego de que el pasado martes policías de la ciudad dispararan al ciudadano norteamericano Keith Scott, en un parqueadero de visitantes cerca de un complejo de apartamentos.

Scott es el tercer afroamericano que muere disparado por agentes de policía en una semana, luego de que un joven muriera al cargar una pistola de balines en Columbus (Ohio) el pasado miércoles y otro recibiera disparos de la policía de Tulsa (Oklahoma) el pasado viernes mientras tenía las manos detrás de la cabeza.

Aunque los miembros de la familia de Scott aseguran que el hombre de 43 años cargaba un libro cuando recibió un disparo de los agentes policiales, el comandante de policía de Charlotte, capitán Kerr Putney, aseguró que no se encontró ningún libro en el levantamiento de su cadáver.

Encuentre más información de Colombia y el mundo aquí

PUB/JMR