En las últimas semanas "Pokémon Go" se ha convertido en una de las aplicaciones más populares a nivel mundial, incluso superando al servicio de mensajería WhatsApp, Twitter y la popular aplicación para citas, Tinder. 

A un mes de su lanzamiento, Pokémon Go está disponible en cerca de 70 países de todo el mundo, incluyendo América Latina. Pero poco a poco, más países se están sumando a su prohibición, alegando motivos que van desde la seguridad hasta que "promociona a Satán"

A continuación les mostramos un breve recuento: 

El primer país: China

A excepción de Hong Kong, el juego está prohibido "por default" en el gigante asiático. ¿La razón? China siempre ha tenido una política muy estricta en cuanto al tema de Internet, redes sociales y libertad de expresión, según denuncias de organizaciones defensoras de derechos humanos como Amnistía Internacional

Por lo tanto, no se puede jugar Pokémon Go porque funciona con Google Maps, y los productos de la empresa están prohibidos en el país. Además, quienes pretendan jugar con él deberán instalar una red virtual privada VPN y aunque lo logren, no tendrán mucho que cazar, pues los servidores no funcionan. 

Irán lo prohibe por seguridad

Pokémon Go es un juego que "puede invadir la esfera personal, crear problemas de adicción, trastornos emocionales y otros problemas", informaron autoridades de Irán, por lo que decidieron prohibirlo en el país, alegando motivos de seguridad.

"Promociona a Satán"

En la India, el clérigo Mohammed Saleem Noori, del santuario islámico Dargah-e Ala Hazrat, también anunció la prohibición de Pokémon Go, a través de una fetua; que es un pronunciamiento legal en el Islam, emitido por un especialista en la ley religiosa.

"Existe la posibilidad de que los jugadores entren a los santuarios religiosos mientras se llevan a cabo oraciones, esto podría crear problemas de orden público", declaró, de acuerdo al periódico local "Times of India".