El Pentágono prohibió el uso de Pokémon GO dentro de sus instalaciones debido a que el juego puede “facilitar” el espionaje y representar una facilidad para conocer la distribución de las oficinas al interior de la sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos.
 
Un comunicado interno en el Pentágono, enviado el pasado 19 de julio, fue filtrado señalando que el juego de realidad aumentada Pokémon GO suponía un potencial riesgo para la seguridad de las instalaciones.
 
Pokémon GO utiliza satélites de GPS para los mapas de áreas alrededor de los dispositivos móviles que usan la aplicación. El temor por parte del organismo se encuentra en que los datos obtenidos por el juego podrían proporcionar una precisión milimétrica en las ubicaciones de las habitaciones y otras instalaciones sensibles.

MÁS DE MUNDO AQUÍ