Julio M., un joven mexicano de 17 falleció a causa de un chupetón en el cuello que le hizo su novia, de 24 años, informa 'Hoy Estado de México'.

Tras disfrutar la tarde con su novia, Julio regresó a casa y al momento de cenar con su familia, empezó a sufrir violentas convulsiones.

Cuando los servicios sanitarios llegaron a la vivienda, no pudieron hacer nada por salvar la vida de Julio.

Los médicos determinaron que la succión le había provocado un coagulo de sangre que viajó por vía intravenosa hasta el cerebro, desembocando en una embolia.

Los padres han responsabilizado a la joven de la muerte de su hijo, que actualmente se encuentra en paradero desconocido, asegurando que nunca aprobaron su relación debido a la diferencia de edad.

MÁS DE MUNDO AQUÍ