La policía en Estados Unidos investiga un caso que pareciera sacado de una película de terror: un joven de 19 años es acusado de matar a una pareja y de intentar comer el rostro de una de sus víctimas. Aparentemente consumió la droga "Flakka", también conocida como "la droga zombi". 

Sucedió en Florida, donde el pasado 15 de agosto Michelle Mishcon Stevens y su esposo, John Stevens, fueron asesinados en su casa de Tequesta, en el norte de Miami. 

La pareja fue asesinada en su casa el pasado lunes

La pareja fue asesinada en su casa el pasado lunes

Facebook.com

Foto:

Cuando la policía llegó a la lugar de los hechos encontraron el cuerpo de Michelle Mishcon acuchillado. Mientras, un hombre con el torso desnudo estaba arrancando a mordiscos el rostro de John Stevens. El agresor fue identificado como Austin Harrouff, de 19 años. 

"El caso sacudió incluso a los detectives de homicidios más duros", explicó el periódico estadounidense "Miami Herald". Este supuesto doble asesinato está siendo descifrado por las autoridades. 

Ella era hija de un político estadounidense

Ella era hija de un político estadounidense

Facebook.com

Foto:

El agresor pudo ser detenido y hospitalizado. Su estado de salud se reporta como grave. William Snyder, sheriff del Condado de Miami, declaró que el hombre estaba haciendo "extraños ruidos de animal", cuando se le trasladó al Centro Médico St. Mary. De acuerdo a la televisora WPTV, se encuentra sedado y custodiado por policías en su cuarto de hospital. 

El joven había tenido una discusión con sus padres en un restaurante, el cual abandonó bastante enojado. Tres horas después de ese incidente, Mina Harrouff, su madre, lo reportó como desaparecido a la policía. Ella no sabía que aproximadamente 45 minutos después de que el joven cometió la agresión, fue detenido por las autoridades, según información del periódico australiano "News". 

El agresor fue identificado como Austin Harrouff

El agresor fue identificado como Austin Harrouff

Facebook.com

Foto:

Una de las principales líneas de investigación es que el joven consumió la droga sintética conocida como "Flakka" o "sales de baño". "En nuestro trabajo sabemos que la gente bajo la influencia de la flakka tiene este tipo de comportamiento", comentó Snyder. "Atacan a la víctima, muerden e incluso remueven trozos de carne de ellos". Es una droga popular por su bajo costo y comenzó a detectarse a finales de 2014.