La italiana de 31 años Tiziana Cantone se suicidó este miércoles 14 de septiembre en su casa en Mugnano, en la provincia de Nápoles, después de que su exnovio hubiera divulgado una grabación de contenido sexual de la joven, informa el diario local ‘Il Tempo’. La mujer se ahorcó en su casa, donde vivía con su madre.

Aparentemente la razón que empujó al suicidio a Cantone fue la publicación en las redes sociales por parte de su expareja de un video que la joven le había enviado y en el que aparecía practicando relaciones sexuales con otro hombre. Con él pretendía vengarse de su antiguo novio. La grabación no tardó en hacerse viral.

Dada la notoriedad alcanzada por el video, la joven, abrumada, trató hasta de cambiar de identidad para iniciar una nueva vida.

Antes de suicidarse, la italiana llevó a los tribunales a representantes de Facebook, Yahoo, Google y YouTube por no retirar el video de la circulación y les pidió una indemnización. La joven no se libró de tener que pagar 20.000 euros en costas judiciales.

Todo apunta a que la deuda y el ‘ciberbully’ empujaron a la joven al trágico final, lo que ha abierto el debate en la sociedad italiana y mundial.

MÁS DE MUNDO AQUÍ