El fin del mundo tiene una nueva fecha. El 29 de julio. Esto según un video, que circuló en redes la semana pasada, subido a YouTube por el canal End Times Prophecy, que se dedica a estudiar la Biblia.

En sus 18 minutos de duración, y con más de 4 millones de visualizaciones, se muestra cómo la inversión de los polos magnéticos de la Tierra desencadenará grandes desastres naturales, para finalmente generar un terremoto que extinguiría la raza humana. El evento cataclísmico estará acompañado de una intensa luna roja.

El viernes tampoco se acaba el mundo

El diario 'Express' explica que desde el siglo XX, la velocidad del cambio de los polos ―que es por lo general un proceso lento y que dura miles de años― se ha acelerado. La NASA había anunciado que la misma se aceleraría aún más en el periodo entre el 14 de julio y el 19 de agosto, lo que parece ser la base para la nueva predicción.

Asimismo, se informó que se está desarrollando el desplazamiento geográfico del Polo Norte, debido a que el deshielo de los glaciares del Ártico redistribuye el peso de los océanos de la Tierra.

Sin embargo, la NASA observa que ese cambio apenas será notado por nosotros. "Si bien las condiciones que causan las inversiones de polaridad no son completamente predecibles, no hay nada en los millones de años de registro geológico para sugerir que cualquiera de los escenarios del ultimo día, vinculados a la inversión de polos, deba tomarse en serio", explicó un portavoz de la agencia.

Esta teoría la confirma Santiago Vargas, Ph. D. en Astrofísica, para el diario El tiempo. Vargas asevera que: "podemos estar tranquilos porque el viernes no habrá una inversión magnética de la Tierra que acabe con todo lo que conocemos. La Tierra ha tenido cientos de veces esta “vuelta” en su campo magnético y no ha significado el fin del mundo, pero es importante seguir entendiendo el funcionamiento del planeta. Y por cierto, tampoco habrá luna roja el viernes".

MÁS DE MUNDO AQUÍ