Aún con el internet y sus útiles mapas, hay lugares remotos que siguen siendo difíciles de ubicar en la vida real. Zonas donde no hay cobertura, donde la naturaleza sigue dominando el paisaje.

Es el caso de Rebecca Cathrine Kaadu Ostenfeld, su esposo y sus tres hijos. Ellos viven cerca de Búðardalur, en la zona occidental de Islandia.

Al parecer, su granja, no es fácil de ubicar, ya que se encuentra en un sector rural de ese país. Por eso se sorprendieron cuando el cartero llegó con una carta para ellos. Pero cuando pudieron ver el sobre de la carta, se sorprendieron aún más.

“País: Islandia. Ciudad: Búðardalur. Nombre: Una granja con caballos con una pareja danesa/islandesa con tres hijos y muchas ovejas”. Eso decía en el encabezado del sobre, escrito con un lápiz azul, a mano. El remitente era de la capital del país Reykjavík, y era un turista quien se había hospedado en la granja y que, obviamente, no sabía la dirección del lugar.

Pero eso no fue impedimento para que el correo llegara a destino. El turista se las ingenió para dibujar de su puño y letra un mapa en el sobre mismo, el que guió al encargado del correo exactamente al lugar indicado.

Ademas de señalar que “la mujer danesa trabaja en un supermercado de Búðardalur”, el mapa y las indicaciones eran todo lo que había para encontrar la granja. La increíble entrega ocurrió en marzo, pero recién se hizo conocida a través del sitio local Skessuhorn en mayo, bajo el título “todo es posible en Islandia”.

Una foto del sobre fue compartida en Reddit, lo que provocó que la historia se hiciera viral en pocas horas. Como verán, el ingenio humano es más que suficiente en algunas ocasiones.