Los muftíes del santuario islámico Dargah-e-Ala Hazrat, en el norte de la India, han declarado en una fetua (edicto religioso) como "haraam" o prohibido el popular juego Pokémon Go, por considerar que promociona a "satán" y que resulta "peligroso" para los usuarios.

El clérigo que emitió el edicto, Mohammed Saleem Noori, argumentó hoy a Efe que la aplicación pone a los jugadores en peligro de sufrir "accidentes", ya que la utilizan ensimismados mientras caminan por la vía pública o las carreteras.

Además, "interfiere en la privacidad" de las personas y "satán es promocionado en el juego", advirtió el también portavoz de ese santuario suní de la escuela hanafí situado en Bareilly, en el estado de Uttar Pradesh.

"El juego es haraam para la sharía" o ley islámica, concluyó el muftí.

Ante la fiebre del Pokémon Go, las autoridades de varios Estados han lanzado en las últimas semanas advertencias y medidas con respecto a la utilización del juego, que hoy se puso oficialmente a la venta en quince países de la región de Asia-Pacífico.

El popular juego, que cuenta con más de 75 millones de descargas en todo el mundo y que debutó el pasado 6 de julio, todavía no se ha estrenado oficialmente en la India.

Encuentre más información de Colombia y el mundo aquí

PUB/JMR