La muerte del gorila Harambe sigue causando ira, repudio e indignación. Desde que lo tirotearon en el Zoológico de Cincinnati por salvar la vida de Isiah Gregg, un niño de 3 años que accidentalmente cayó en su fosa, la credibilidad de la institución, por lo menos en Twitter, se fue a pique. La gente no cesaba de recordar ácida o furiosamente lo que pasó con el animal. Y por este motivo, se tomó la decisión de cerrar la cuenta del lugar. 

Twitter

Foto:

Y es que desde mayo, los usuarios no han dejado de hacer memes y de hacerles "spam" con lo sucedido. De hecho, aunque las directivas en su momento defendieron la decisión de eliminar al animal, la opinión pública no pensó lo mismo: hubo hasta una petición en línea para demandar justicia por él. Recolectó más de un millón de firmas. 

Twitter

Foto:

Y de la furia surgió el ridículo. Harambe fue protagonista de todo tipo de memes. 

Twitter

Foto:

Twitter

Foto:

Luego de que se eliminó la cuenta, la Directora de Comunicaciones del Zoológico confirmó que sí borraron la cuenta, pero no dio más detalles adicionales, informó CNN. Asimismo, la cuenta del director, Thane Maynard, tampoco está activa. 

Twitter

Foto:

Pero a pesar de eso, los memes de Harambe siguieron posteándose. Y de todos modos, el zoológico no abandonó todas sus redes sociales, pues todavía se les ve en Instagram y Facebook. Y ahí tampoco se han librado de los comentarios de la gente, que les recuerdan la muerte del gorila. 

Las burlas que reciben en Instagram. 

Las burlas que reciben en Instagram. 

Instagram

Foto:

Señalados por la muerte de Harambe

Luego de que el gorila murió, muchos usuarios rabiosos culparon a los padres por negligencia. No valieron las explicaciones de los mismos al decir que todo fue un accidente. Michelle y Deonne Gregg recibieron amenazas de muerte y toda su vida privada fue expuesta por los medios. Pero luego de ser investigados, no enfrentaron cargos criminales. 

Mediante un comunicado de prensa, el fiscal del condado de Hamilton, Joseph T. Deters, describió el incidente como "un trágico accidente y una pérdida terrible para el zoológico", pero aclaró que los padres del niño no se enfrentaran a ningún tipo de cargo.

Afirmó que lamentaba la muerte del animal, pero nada acerca de esta situación llegaba al nivel de levantar cargos criminales.

También agregó que el zoológico había hecho lo correcto al tomar una acción inmediata para proteger al menor de un animal tan fuerte e impredecible.

Deters destacó el hecho de que la gente señale a la madre una mujer negligente, cuando cuatro de los testigos entrevistados por las autoridades señalaron que ella había estado muy atenta de sus hijos.

Sin embargo, mediante la investigación también se averiguó que cuando la madre se dio la media vuelta para asistir a otro de sus hijos, el pequeño Isiah fue capaz de meterse hacia el recinto de los gorilas.