Un grupo de colombianos residentes en México denunció, luego de la misteriosa muerte de la modelo Stephanie Magón, que tanto las autoridades como los medios estigmatizan las víctimas de su país, y exigieron justicia e investigaciones claras.

"Autoridades y medios, no pueden seguir promoviendo la revictimización y estigmatización hacia las víctimas. La dignidad de una persona merece respeto, responsabilidad y neutralidad", señaló Carolina Bedoya, miembro de la asociación Me muevo por Colombia.

Bedoya, quien dio lectura al manifiesto de esta organización, señaló que las investigación oficiales se manejan "con evidentes contradicciones, dudas y poca transparencia".

La colombiana Stephanie Magón, de 23 años, fue hallada desnuda y fuertemente contosionada frente al edificio donde vivía en la Ciudad de México el pasado sábado 30 de julio.

El caso está lleno de interrogantes. En un primer momento, las autoridades dijeron que se trataba de un feminicidio, si bien posteriormente afirmaron que murió a consecuencia de la caída desde la azotea de su edificio.

Yarima Merchán, coordinadora de Me muevo por Colombia, explicó que tienen documentados once casos de colombianos muertos o desaparecidos en el país en los últimos años, si bien la cifra podría ser mayor.

Por ello, pidieron a las autoridades consulares colombianas que brinden asistencia a los familiares de las víctimas y les apoyen jurídica y psicológicamente y trabajen para que las investigaciones se lleven a cabo con "transparencia, legalidad y sin impunidad".

También criticó directamente a los medios de comunicación: "Los medios aquí destrozan a las víctimas. Nos duele esta responsabilidad mediática. Ellos son víctimas, no son ni los culpables ni los móviles de los crímenes", explicó.

En este sentido, agregó que el estereotipo de los colombianos sigue siendo el de "prostitutas y narcotraficantes".

En el acto, donde hicieron acto de presencia unas 50 personas, se pudieron leer pancartas como "Fueron feminicidios, no suicidios" o "¿Y si fuera puta tendrías derecho a matarme?".

Alrededor del Parque Hundido de la Ciudad de México, se colgaron imágenes de víctimas colombianas en el país y decenas de flores amarillas.

Stephanie no ha sido la única joven colombiana muerta en extrañas circunstancias en la capital del país.

Mile Virginia Martín fue una de las víctimas del quíntuple homicidio de la colonia (barrio) Narvarte, donde perdieron también la vida el fotoperiodista Rubén Espinosa y la activista Nadia Vera.

En 2012, la cantante colombiana Diana Alejandra Pulido, conocida como Aleja Pulido, murió al caer del séptimo piso de un edificio del lujoso barrio de Polanco.

MÁS DE MUNDO AQUÍ