¿Cómo superar algo así? Muchas mujeres lo han hecho, pero ¿existe alguna guía o proceso?

“Después de la tormenta viene la calma”, no lo sabremos nosotras que vivimos un tremendo temporal el fin de semana y hoy estamos con un día que no da cuenta de esos vientos, dicen y “el tiempo todo lo cura”. Investigamos cuáles son los consejos más comunes si queremos salir de ese estado y volver a vivir la vida con una mirada positiva… estos fueron los resultados.

Si te encuentras en esta situación, te damos 10 consejos para superar una ruptura. Esperamos que te ayuden.

1- Nadie me va a gustar como él. Al parecer tras un engaño o cuando nos dejan, endiosamos al hombre en cuestión, pensamos que nadie es tan inteligente, nadie nos va a comprender, nadie nos va a querer, como él. Peor aún si él encuentra pareja en tiempo récord y nosotros seguimos solteras un tiempo más prolongado. ¡Alto! El primer paso es bajarlo del pedestal, ¿era perfecto? Seguro que no, mira bien qué defectos tenía…

2- Preocúpate de ti. Cuando estamos felices, y sonreímos, estamos más guapas. Pero la relación también es inversa. Si estamos hechas un “mar de lágrimas”, podemos empezar por cuidarnos por fuera. Cuando tú empieces a verte y sentirte más linda, ya comenzarás a sentirte mejor. Imposible no recordar un capítulo de Sex And The City, cuando tras su ruptura con “Big”, “Carrie” lo encuentra en un bar y él sólo atina a decirle “estás muy linda”.

3- Haz planes. Que te saquen del tema de “lo triste que estás”. La idea es desahogarse pero también distraerse… En ese sentido,* el cine es una muy buena opción,* por dos horas estarás segura que pensarás en otro tema.

4- Date tiempo. ¿Un mes? ¿dos? ¿tres? No hay un tiempo determinado para comenzar a mejorar, pero estudios revelan que los duelos duran entre 3 y 6 meses, tómate las cosas con calma. Llora, habla, busca ayuda, pero no te desanimes pensando que porque ya pasó una semana, este sentimiento de pena se va a eternizar.

5- Distráete. No sólo cuando salgas con tus amigos, si no también cuando estés sola. Aprovecha para sacar esa colección de DVD s que tenías olvidada, para apuntarte al gimnasio (e ir esta vez), o a unas clasecitas de inglés (o de claqué, vamos, de lo que más te guste).

6- Sé consecuente. Si la decisión de dejarlo es madura, no le des más vueltas. Evita los líos de una noche con tu ex, o las conversaciones demasiado largas, esperando un regreso, porque si la relación no funciona, lo único que conseguirás es alargar más la despedida, y sentirte peor.

7- Engríete: Todo lo que signifique subir tu autoestima y demostrarte que eres importante que “lo mereces” es bienvenido en este momento.

8- Análisis. ¿Por qué no? No hay que pensar que todo es culpa de alguno de los dos, pero seguro que hay responsabilidades compartidas ¿tus elecciones? ¿entregaste demasiado?, etcétera. Que este sufrimiento valga la pena.

9- Cuando estés recuperada, intenta mantener siempre los buenos recuerdos de esa relación. Si en algún momento fuiste feliz con esa persona, ese tiempo nunca es tiempo perdido. Céntrate en las cosas buenas y ten un buen recuerdo. No vale la pena guardar rencor.

10- Una vez que sientas que “lo superaste” seguro ya eres una nueva mujer, y dependiendo de que lo aprendiste serás más atractiva, sabia y, por consiguiente, más segura de ti.

Publimetro Chile