Dentro de las entidades que lideran la gestión ambiental se encuentran el Instituto Alexander Von Humboldt; Hábitat, Territorio y Medio Ambiente (HTM), la Universidad Nacional de Colombia, la Universidad de Antioquia y el Centro de Investigación de Agricultura Tropical (CIAT).

“Esta gestión de cuidado de los recursos naturales, que se desarrolla con la rigurosidad técnica, social y ambiental con la que EPM adelanta sus proyectos, incluye actividades de manejo y conservación de ecosistemas, establecimiento de corredores biológicos y estímulos a la regeneración natural. Todas estas iniciativas se convierten en una oportunidad para la preservación y conservación del bosque seco y del bosque húmedo tropical de la región en la que se construye el proyecto Hidroeléctrico Ituango” indicaron voceros de EPM.

La licencia ambiental del proyecto Ituango, otorgada por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), indica que “EPM debe remover el material vegetal en toda la zona que conformará el futuro embalse”.

Para dar cumplimiento a lo estipulado en la licencia, en días pasados se inició el programa piloto con la adecuación de 104 hectáreas de vegetación boscosa en el ecosistema de bosque húmedo tropical, la cual corresponde a área lineal entre los municipios de Briceño, Ituango y Toledo.

“Esta actividad contempla, aparte de la remoción forestal, otras acciones como el rescate de semillas y plantas, y el ahuyentamiento, rescate y reubicación de la fauna silvestre” indicó el informe.

Acciones que se efectúan

- Remoción de biomasa y aprovechamiento forestal: con levantamientos topográficos fueron delimitados con anterioridad los lotes de bosques y vegetación secundaria alta que se están removiendo.

- Restablecimiento de la cobertura boscosa: lo primero que se hace en este proceso es la remoción del material vegetal como parte del rescate de germoplasma o recuperación de semillas forestales y frutos, que tienen como destino final el vivero del proyecto, donde se cultivarán para posteriormente reintroducirlas en las cerca de 17.000 hectáreas de protección y compensación forestal que debe cumplir EPM.

- Manejo y conservación de la fauna silvestre: la fauna silvestre será reubicada a través de actividades de ahuyentamiento y rescate, los encargados son biólogos con amplia experiencia en el manejo de fauna.

Los animales que se rescatan son atendidos por profesionales del área médico-veterinaria, además tal y como lo establece la licencia ambiental se dispondrá de un centro de atención de fauna permanente, el cual entrará en funcionamiento en el primer semestre de 2017.

“Es importante resaltar que la liberación de la fauna rescatada, cuando corresponda, se hará en los predios del proyecto Ituango destinados para tal fin y, en cualquier caso, teniendo presente las zonas donde exista la menor presencia de asentamientos humanos” punntualizaron los voceros de EPM.

También le puede interesar:

Concierto de Estados Alterados en Música para la Memoria

Con lo mejor de la salsa, la música tropical y el merengue se cerrará el Parque Cultural Nocturno

Más noticias de Medellín aquí

PUB/AA