En su paso por Medellín como invitado de la Fiesta del Libro y la Cultura 2016, PUBLIMETRO habló con el escritor sobre sus inicios, las personas que han marcado su carrera y su obra.

El Maestro Escobar es oriundo de Manizales, es Médico cirujano, especialista en Literatura Hispanoamericana y catedrático de la Universidad de Caldas.

Su obra se caracteriza por reproducir el lenguaje coloquial, por incluir descripciones plenas de erotismo, juegos intersexuales y sobre todo por representar una versión graciosa de los orígenes rurales.

Confiesa que sus inicios en la literatura fueron como es habitual a través de la lectura, “no en la niñez realmente sino en la adolescencia me fui convirtiendo en un lector muy voraz y llegó el momento en que pensé que quería escribir mis propias historias, fue algo que hice muy lentamente”, relata el Maestro.

Sus primeros cuentos los escribió cuando adelantaba sus estudios de Medicina, con algunos de ellos se hizo merecedor de un premio local y de uno nacional.

“Eso que para mí era una afición, que para mí era un hobbie, fue creciendo y se fue volviendo importante y en un determinado momento ya tenía una carrera literaria que competía con mi profesión de médico y en la media en que los compromisos aumentaron pues ya fue muy difícil que siguiera siendo médico y para institucionalizar mi relación con le lectura hice un postgrado en Literatura” cuenta Escobar.

Dentro de los libros que marcaron su adolescencia y que permitieron que la literatura lo conquistara estuvieron los cuentos completos de Edgar Allan Poe traducidos por Julio Cortázar.

“Yo me leí los dos tomos con un fervor, con un susto también en el caso de algunos cuentos, pero Edgar Allan Poe está en los comienzos de mi vocación literaria; recuerdo mucho también una novela de Joseph Conrad, ‘El corazón de las tinieblas’ ese libro para mí fue fundamental; los cuentos de Julio Cortázar, me gustaban muchísimo; los cuentos de Horacio Quiroga también” relató Escobar.

Dice que fue un lector muy desordenado y que a eso le debe el poder cambiar de estilo a la hora de escribir y al abordar las distintas temáticas.

Respecto a las personas con las que pudo ser cómplice en sus comienzos dijo que “tuve la fortuna que cuando ingresé a la facultad de Medicina había dos personas que también tenían un interés muy grande en la literatura que todavía son mis amigos y que además son dos escritores importantes; el poeta Antonio María Flórez y el narrador y ensayista Orlando Mejía Rivera, ambos premios nacionales de poesía y ensayos respectivamente. También un abogado, José Fernando Calle, un excelente lector, que durante muchos años me recomendó libros que de otra manera yo no habría llegado a leer”.

Una de sus características de su obra es que todo lo que escriba “sea muy entendible para el lector, a veces la escritura se complica un poco, yo intento que para el lector los textos sean amables, los textos sean entendibles, los textos tengan una ética subyacente, que el lector cuando termine de leerme tenga la sensación no solo de que se divirtió y de que leyó una historia interesante, sino que también lo motive un poco a pensar”.

Sobre el erotismo en sus obras llama mucho la atención, “tradicionalmente se ha dicho que el erotismo tiene que ser muy sutil, que cuando uno aborda las prácticas sexuales de una manera explícita habitualmente cae en la vulgaridad o cae en lo ridículo o risible; yo personalmente he hecho ambas cosas según las necesidades que yo sienta que tiene el texto”.

Dice el Maestro tener muy claro que “la literatura no tiene por qué negarle a los lectores la posibilidad de que conozcan una faceta de nuestras vidas que es importantísima desde el punto de vista más primitivo, desde el hecho que la sexualidad es lo que permite que nuestra raza no se extinga y desde el hecho más elevado de la sexualidad es una nuestras formas de placer”.

Es la segunda vez que gana un premio del Ministerio, la primera vez fue con una obra inédita a finales de los años 90 y en esta oportunidad es con la novela.

También le puede interesar:

Video sismos Medellín septiembre 2016

Turibús: rutas en Medellín y Envigado

Más noticias de Medellín aquí

PUB/AA