Para evitar que los menores de 17 años sean víctimas de delitos, el Distrito ordenó toque de queda para ellos el próximo sábado y madrugada del domingo.


Esta decisión se debe a que el número de delitos cometidos en la ciudad aumenta de manera considerable el Día de Amor y Amistad, en especial las lesiones personales.


“Los homicidios son casi el doble porque, mientras en un día normal el promedio es de cinco casos, durante esta celebración la cifra aumenta a 18 entre sábado y domingo. Por eso, la medida va desde el sábado en la noche hasta el domingo en la madrugada”, explicó el secretario de Gobierno, Guillermo Asprilla.


Si un adolescente es hallado en la calle, será llevado a un coliseo de donde llamarán a sus padres o acudientes para que lo recojan.


La medida se toma basándose en unas estadísticas de la Alcaldía que indican que el 6o% de víctimas de homicidios son jóvenes.

Publimetro