El primer discurso del alcalde Gustavo Petro después de que se confirmara su destitución fue claro: el procurador Alejandro Ordóñez tomó una decisión, pero no será la única que se tomará en su caso. Es probablemente una batalla perdida, pero la ‘guerra’ con el tema de su destitución, por lo menos en lo que a Petro se refiere, continuará.

El tiempo empieza a correr en contra de Petro: en tres días deberá ser notificado de la decisión por la Procuraduría y si eso no sucede, entonces se daría por edicto. Después de eso, el procurador enviará al presidente Juan Manuel Santos la decisión el 29 de enero y el primer mandatario tendría 10 días hábiles para dictar un decreto en el que anuncie que Petro no podrá seguir más en su cargo y que determinado personaje será alcalde encargado hasta las elecciones. Eso mantendría al mandatario local, por lo menos, hasta finales de enero en el cargo.

Sin embargo, Petro espera que Santos no ejecute la decisión. La Procuraduría emitió un comunicado de cuatro puntos en el que deja en firme la destitución y en el último de ellos le recuerda a Santos que su única función es ejecutar lo formulado por el Ministerio Público.
En cuando a eso, el alcalde espera que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dicte una medida cautelar que lo proteja en el cargo. Así,  según Rafael Barrios, abogado de Petro, el presidente Santos tendría que estudiar esa medida antes de firmar su decisión. La CIDH no se ha pronunciado.

Eso es lo que espera la Alianza Verde, colectividad que ya ha hecho público su apoyo al alcalde. Antonio Sanguino, copresidente de esa colectividad, aseguró que hasta tanto la decisión no esté en firme, ellos no decidirán si se presentan a las elecciones para nuevo alcalde.

El conservador Telésforo Pedraza está en la otra orilla y aseguró que esta destitución “es el resultado del cúmulo de equivocaciones y de mal manejo gerencial y administrativo del alcalde Petro”.

Alfonso Prada, miembro del Partido Verde, aseguró que respeta la Constitución y que “de los centenares de elegidos popularmente que han sido destituidos, esta es la primera vez que se arma semejante zaperoco”.

Finalmente, el representante Iván Cepeda expresó lo que miles de petristas sienten: “Lo que estamos viendo es cómo el procurador desata una campaña de exterminio disciplinario contra la izquierda de este país, contra sus figuras más relevantes”.

De otro lado, Ordóñez pedirá a la Fiscalía que investigue unas grabaciones en las que supuestamente Petro habla con sindicalistas para pedirles información confidencial de los operadores privados de aseo.

Para bien o mal, lo que suceda con Bogotá será público en cuestión de días. publimetro

Revocatoria y destitución

•    REVOCATORIA. Es un proceso democrático que lleva cocinándose desde hace meses. Si la destitución de la Procuraduría no queda en firme, la Registraduría llamará a los bogotanos a las urnas el 2 de marzo, para definir si quieren que Gustavo Petro siga siendo o no el alcalde.
•    DESTITUCIÓN. Fue lo que hizo la Procuraduría en primera instancia. El procurador Alejandro Ordóñez deberá decidir si la deja en firme o no.

Lea también

Fotos: Los 'memes' por la ratificación de destitución de Petro

Destitución de Petro queda en firme: Procuraduría

Petro convoca nueva marcha tras pronunciamiento del Procurador

MÁS BOGOTÁ AQUÍ