Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad ha dejado de ser una epidemia para convertirse en una "pandemia", es decir, es una "enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región", y los niños son entre todos, los más vulnerables; tanto es así, que la obesidad infantil es hoy en día una auténtica crisis para la salud pública.

Por esta razón,  la compañía Baby Evolution comparte tres   recetas   de   compotas  orgánicas muy simples de hacer en casa, sin sal y azúcar, ni almidones.

Receta de compota orgánica de manzana y pera 

(1 porción) 

 Ingredientes (todas las frutas deben ser orgánicas)

2 Manzanas rojas 

1 pera 

1 taza de agua 

 Preparación 

Pelar y picar las dos manzanas y la pera. Poner el agua con las frutas a fuego lento hasta que hierva y dejarlo en reducción 7 minutos (el agua se debe bajar de nivel) para que las frutas suelten su propio dulce. Esperar y enfriar. Una vez fría la mezcla se licua en opción puré. 

Si no se desea en puré si no con pedazos de fruta, después de hervir y se enfríe se pueden espichar las frutas con un tenedor y servir.

 Receta de compota orgánica de banano, durazno y mango

Ingredientes (todas las frutas deben ser orgánicas)

1 1/2 banano

1/2 mango mediano o 1 pequeño

1 durazno 

1 taza de agua

 Preparación 

 Pelar y picar el mango y el durazno. Poner en agua a fuego lento. Dejar hervir y reducir por 4 minutos. A los 4 minutos agregar el banano picado y dejar reducir por 4 minutos más. Una vez se haya reducido el agua dejar enfriar y licuar en modo puré. 

 Si no se desea en puré cuando se enfríe espichar las frutas con un tenedor y servir.

Compota orgánica de zanahoria, ahuyama y mango

Ingredientes para 1 porción (todos los ingredientes orgánicos) 

1 mango grande maduro

1 trozos grande de ahuyama 

1 1/2 zanahoria 

1 taza de agua 

Preparación 

Pelar los ingredientes y picarlos. Poner la zanahoria y la ahuyama a hervir a fuego lento. Después de hervir incorporar el mango y dejar por 8 minutos a fuego lento. Retirar y enfriar. Licuar en opción puré.

Lea también

Papás bailando con sus bebés en el pecho cautivan