Por más asombroso que suene, es verdad. Spencer Morrill es un hombre estadounidense que vivió nada menos que 6 años "saliendo" con Katy Perry... o eso es lo que él pensaba. 

"Catfish" es el término usado para describir un engaño muy común en Internet: cuando alguien "anónimo" se hace pasar por otra persona -real o ficticia- e incluso roba fotos de desconocidos, engañando así a otros usuarios, ya sea para estafarlos, divertirse o realmente mantener una relación o amistad. 

Hasta el famoso programa, también llamado "Catfish" y transmitido por MTV, llegó la historia de Spencer. En dicho programa, los protagonistas reciben historias de los televidentes que mantienen algún tipo de relación por Internet. Con base en esto, ellos investigan si están siendo víctimas de un catfish o la persona del otro lado de la pantalla es real. 

Desde luego, al escuchar la historia de Spencer, ambos protagonistas rompieron en carcajadas. Y no es para menos. Él aseguraba que tenía una relación con Katy Perry, la actual novia de Orlando Bloom. 

De hecho él ya le había comprado un anillo de compromiso que le costó el 25% de los ahorros de su vida.

Spencer

Spencer

MTV/Edición

Foto:

Y parecía muy seguro al respecto

Como era de esperarse por todos -menos por Spencer-, durante la investigación se descubrió que, desgraciadamente, la enamorada de Morrill no era en realidad Katy Perry, sino una mujer llamada Harriet.

Al principio el joven decidió no creer, aun cuando se le mostraron diversas pruebas. Estaba en negación. 

Aunque, posteriormente, tuvo la oportunidad de conocer a Harriet en persona, quien se disculpó por los 6 años de engaño. 

Según ella, llegó un punto en que simplemente ya no fue capaz de revelar la verdad, por lo que decidió seguir asegurando que ella era la novia de Orlando Bloom... y de Spencer Morrill: 

"Simplemente llegó un punto en que no pude imaginarme no hablando contigo. He pasado por tiempos duros durante el tiempo que hemos hablado. Mi papá murió hace dos años". 

A pesar de que Spencer no quería admitir la realidad, seguramente algo en él ya sospechaba -por fin- que podría ser mentira, y por esto decidió acercarse al programa "Catfish".