Cuando la app fue lanzada hace poco más de un mes, tenía un radar interno, mejor conocido como "el radar de las huellas". Este era bastante sencillo: bajo cada pokémon en el área "Cercano" o "Nearby" aparecían huellas: 1 significaba que el pokémon estaba en un radio de 100 metros, 2 de 200 y 3 de 300. 

Esto permitía que los usuarios supieran en dónde buscar. 

Además podían seleccionar un pokémon específico para rastrearlo. 

Sin embargo, por problemas con los servidores y fallos con el sistema, Niantic tuvo que deshacerse de él, dejando a los maestros pokémon jugando "a ciegas". 

Y, desde luego, generando mucho descontento en la comunidad, pues además de eso la compañía detrás del juego cerró la web y app "Pokevision", que alertaba a los usuarios sobre la ubicación de diversas criaturas. 

Pero no todo está perdido

Afortunadamente y como Niantic lo informó en su momento, el radar interno de Pokémon Go volverá mejorado y más específico. 

Ahora no sólo nos dirá a qué distancia de nosotros se encuentra determinado pokémon, sino nos mostrará una imagen de sus alrededores y lo marcará en el mapa. 

La gran mayoría de los usuarios en redes sociales están contentos y lo esperan con emoción, sin embargo, algunos otros dicen que este nuevo sistema volverá el juego y la caza y captura de pokémon bastante fácil y perderá su esencia. 

Jackson Palmer, creador de "Dogecoin", compartió en su cuenta oficial de Twitter un video demostrativo de dicho radar, además de imágenes. 

Él ya lo está probando y, definitivamente, se ve muy contento al respecto. 

Pero, ¿qué opinan ustedes? ¿Creen que esto haga que el juego pierda su esencia? 

Twitter/ Jackson Palmer

Foto:

Más actualizaciones

En la reciente actualización de Pokémon Go llegaron interesantes novedades: 

Ya pueden cambiar su nombre de usuario, pero sólo una vez. Elijan con cuidado. 

Ahora cuando la app detecta que van en un automóvil, hace saltar un mensaje que pregunta si son pasajeros. Esto ayuda a que los conductores no jueguen mientras manejan. 

Solución de errores de precisión al lanzar pokébolas.