La historia de esta colección surgió durante un recorrido por los barrios de Medellín, allí Jorge fue testigo de cómo el tango que se vive en la Casa Gardelina, coexiste en las calles junto con el rap que cantan y bailan nuevas generaciones.

Así mismo, la influencia estética del fileteado porteño y las decoraciones kitsch que aún prevalecen en algunos espacios tradicionales de la ciudad, alimentaron el imaginario del diseñador; quien en medio del contraste de estas diversas manifestaciones culturales, recreó un mundo femenino que le dio la bienvenida a la feria de moda más importante de Lationamérica.

La contundencia del color, el grafismo, la seducción, el poder femenino y la diversión, se vieron reflejados en las 45 propuestas que presentó junto a su colección de novias. En entrevista con Publimetro habló se cómo fue todo el trabajo de esta colección.

Sobre las líneas de la colección
Definitivamente siluetas muy femeninas y sexys que es muy del adn de mi marca, escotes profundos en V, espaldas muy desnudas, faldas de amplio vuelo.

Yo no soy un diseñador que haga creaciones en siluetas muy cuadradas o de más volumen, sino que soy muy respetuoso como de la silueta femenina, entonces siguiendo esa misma línea hice para esta colección chaquetas, blazer, pantalones, faldas mini, pantalones tipo palazzo, pantalones baggy.

¿En qué está inspirada la colección?
La colección realmente nace de la cultura popular, en los sitios donde se baila tango, en la herencia que trae este tipo de música desde Argentina y que terminó permeando a toda la sociedad latinoamericana y, es un poco el planteamiento de un movimiento que en su momento fue negado y tan transgresor que termina profundamente inmerso en la cultura popular, y eso es lo que pasa con todos los movimientos modernos.

Uno como diseñador siente la emoción de las cosas, es un aire, un alma que uno percibe y en el tango hay una cantidad de cosas que son fantásticas, está la sensualidad implícita, el despecho, está el amor y el desamor juntos, la oscuridad, la penumbra, hay brillo, noche, celebración, una cantidad de conceptos que me inspiraron.

Cabe anotar que también dentro de todo el tema del tango viene muy acompañado del fileteado porteño como uno de los archivos gráficos más importantes que tenemos nosotros en Latinoamérica y que fue declarado por la Unesco como patrimonio de la humanidad, lo que reforzó mucho más que me fuera por esa línea.

En algunos de los diseños se vio inspiración de festivales musicales como Coachella, ¿qué nos puede decir de esto?
El tema es regresar a ese lugar, verlo e interpretarlo para la sociedad contemporánea, quiere decir que en un festival como esos la emocionalidad es vivir sin etiquetas durante tres o cuatro días, entonces es disfrutar de la vida, va todo tipo de personas, géneros, procedencia cultural y social, me parece fantástico como se mezcla esto un poco como una policromía cultural, y creo que eso es lo que va a vivir ahora la sociedad moderna en la próxima generación. Y creo que traer el tango y llevarlo a esos marcos se me hace muy propositivo. Uno realmente puede eliminar las etiquetas.

¿Cuánto tiempo duró haciendo la colección?
Usualmente yo me tardo entre cinco y seis meses en preparar una colección, ésta en particular empezó en noviembre del año pasado. Una fase primera que es la inspiracional donde uno crea todo el tema conceptual, se trae la paleta cromática, gráfica y eso pasa durante un mes y medio más o menos; luego en el siguiente mes se establecen todos los módulos de corte, se hace todo el trazo del figurín y los últimos dos meses es fase de prueba de materiales, es decir, se importa todo para la confección y ejecución de la colección.

¿Háblenos sobre la paleta de colores?
Es una paleta súper amplia, porque es que finalmente nosotros como latinos percibimos el color de una manera sintetizada, a mí me cuesta percibir la monocromía en la creación de moda, creo que el color es un gran apoyo en la creación de prendas. Entonces, me pegue mucho del fileteado porteño, todos estos arabescos, carátulas antiguas de los tangeros, de las marquesinas que se hacían para anunciar el tango que vienen mucho de ese Buenos Aires de antaño, así decidí traer el celeste, amarillo, rosa ultrapálido, negro, azul ultravibrante, verde militar, toda una policromía que se vuelve floral, es lleno de flores como las peonias y rosas, es un poco el alma femenina del tango.

¿Por qué apostarle a las novias?
Siempre, desde que tengo mi taller hace más de 20 años hago novias, de hecho mi primera clienta fue una novia, solo que siempre lo he tenido muy reservado y muy oculto, pero yo hago entre 10 y 12 novias al año. Entonces, creo que la apertura de Colombiamoda fue el momento de traerlo al mundo de la moda y decir, esto también es un universo de moda.

¿Qué mujer viste la ropa de Jorge Duque?
Mi mujer es una mujer superpoderosa, sexy, extremadamente femenina y empoderada, es una mujer muy luminosa y procuro entregarle luz a las mujeres a través de mi vestuario.

Mi ropa está diseñada para eso, para celebrar la moda, la vida y la feminidad. Es una mujer hipersegura de sí misma, yo soy un gran enemigo de la inseguridad.
 
¿Porqué volvió a Colombiamoda?

Es el foro de moda más importante que tenemos en el país y la moda es uno de los oficios que más exposición necesita, en moda es necesario un foro en donde exponer  y que mejor que hacerlo en el evento más prestigioso del país.

¿Cómo se define Jorge Duque?
Yo me defino normal…hago fila en el seguro como todo el mundo (risas), muy trabajador, una persona demasiado alegre, súper abierto y tranquilo.
 
¿Cómo cambió su vida luego de ganar el concurso Project Runway?

Cambió de manera radical, eso fue un hito y un punto de inflexión en mi vida porque yo no sé si yo sea el mejor, probablemente no lo sea y tampoco lo busco porque no me interesa, no soy el redentor de la moda para venir a cambiarla, pero como yo hay muchos, por ejemplo a tres cuadras de acá puede haber alguien cociendo algo y haciendo moda y seguramente nunca nadie las va a voltear a mirar, entonces ganar un programa tan importante con una relevancia donde me pusieron por encima de 21 países con los que competí, ganarme de alguna manera la universidad que nunca hice en moda, porque yo soy fisioterapeuta, fue como graduarme y eso cambió mi vida, le dio visibilidad, eso entra en la categoría fortuna.

¿A quién le encantaría vestir a Jorge Duque?
Yo me puedo morir con la madurez de una mujer como Nicole Kidman, pero también me encantaría una Rihanna.

¿Cómo ve el mundo de la moda en Colombia?
Mira yo estoy en Colombia, porque creo que es el lugar en donde tengo que estar. Porque la moda está en un momento caótico, las grandes marcas están en problemas financieros muy grandes, están cerrando muchas tiendas, abriendo otras, ya la gente no sabe ni que comprar ni que ponerse, así está la moda. 

Entonces, la única cosa que nos queda a nosotros es ser auténticos, muy fieles a lo que somos nosotros como adn.

Lea también

Colombiamoda 2016 – Publimetro