El proceso de manicura no es tan simple como parece y para conseguir un acabado perfecto no basta con solo desmaquillar, limar y pintar de nuevo. 

Por esta razón consultamos a Laura Cortés, educadora máster en innovación y tendencias de Cerescos, quien nos reveló los secretos para lucir uñas perfectas.

1. No utilizar acetona: Los removedores sin este compuesto son más saludables para la uña, ya que la acetona las deshidrata y al mismo tiempo las seca. Lo ideal es usar un producto rico en vitamina E y libre de este ingrediente.

2. Al retirar el esmalte oscuro: Un truco para no manchar las yemas de los dedos al eliminar el esmalte, especialmente los tonos más oscuros es aplicar un poco de aceite humectante en el contorno de la uña, luego apoyar el algodón sobre toda la uña durante unos segundos para disolver el esmalte, y realizar movimientos circulares suavemente generando presión sobre la uña, seguido de arrastrar el algodón verticalmente y retirar todo el color de la uña limpiamente, sin ensuciar la piel.

3.Resistir la tentación del cortaúñas y usar la lima adecuada: Limar las uñas en una sola dirección, un gesto sencillo que impedirá que se levanten en capas, y sellar los bordes pasando la lima suavemente hacia un solo sentido.

4.No cortar las cutículas: Aplicar una gota de removedor de cutícula líquido o en gel y empujarlas con un palito de naranjo.

5.Suavizar los laterales: En algunas mujeres, los laterales de la uña están especialmente engrosados o muy secos, formándose durezas que se convierten fácilmente en los conocidos ‘padrastros’. Se recomienda aplicar aceite humectante o aceite regenerador de cutícula, hacer un masaje suave en forma circular en el contorno de la uña, luego usar una lima cuadrada en el contorno para eliminar estas durezas y no olvidar nutrirlas con frecuencia.

6. Alisar la superficie de la uña: Si se tiene uñas irregulares o estriadas, se debe usar una lima o bloque pulidor de forma suave y verticalmente (de acuerdo al nacimiento de la uña). Eso sí, no se puede abusar de ella porque puede las puede volver más frágiles.

7.No pintar sin antes aplicar la base más adecuada: Una base de calidad aporta un plus de tratamiento, alarga la duración del esmalte y protege la uña. Las hay para fortalecer, alisar, corregir el tono y estimular su crecimiento, entre otras.  

8.Dar color al borde y contorno de la uña: Al maquillar las uñas siempre se debe finalizar dando un brochazo en el borde distal (punta de la uña) sellando la aplicación del esmalte hacia un solo sentido, para los contornos lo ideal es llegar hasta donde más se pueda y no solo la superficie. Esto hace que se prolongue la duración de la manicura.

9.Maquillaje de uñas adecuado: El consejo es aplicar una primera capa de esmalte cubriente, acariciando la uña con el pincel. Al hacer esa primera capa más generosa, la segunda se puede hacer más fina. Siempre el pincel debe estar en forma diagonal (45 grados) y pincelar más de tres veces el esmalte suavemente. Dejar secar el esmalte entre capa y capa 1 minuto.

10.No olvide el brillo: No sólo al terminar la manicura, sino que una capa de brillo es una excelente forma de refrescar la manicura al cabo de unos días. El brillo realza el color del esmalte y aumentan la resistencia del mismo.

Lea también

¡Piel bonita y saludable! 4 razones por las que deberías cepillar tu piel en seco

Hermosas joyas en forma de gato para ayudar a los animales sin hogar