La policía rusa detuvo a un conocido videobloggero llamado Ruslan Sokolovsky. El joven fue acusado de incitación al odio y de insultar sentimientos religiosos (sí, en este país eso es considerado como delito), por lo que fue detenido por las autoridades.

Sokolovsky es un conocido youtuber en su país, por lo que había preparado un video para sus fanáticos, donde se grabaría jugando a Pokémon Go en una iglesia ortodoxa.

Sin embargo, fue aprendido por faltar al respeto a los religiosos y si le aplican toda la pena que pide el fiscal de la ciudad, pasará cinco años en la cárcel.

La idea original de Ruslan para su clip era únicamente grabarse jugando con esta app dentro del templo, por lo que no hizo ningún disturbio ni ofendió a nadie verbalmente.

Antes de su detención, más específicamente en julio de este año, el canal estatal televisivo Russia-24 emitió un comunicado en el que advertían que usar el popular juego en el interior de templos podría acarrear graves consecuencias para los "entrenadores pokémones", incluso advertía de posibles condenas.

Por ejemplo, varias naciones latinoamericanas emitieron recomendaciones para evitar percances.

Por ejemplo, varias naciones latinoamericanas emitieron recomendaciones para evitar percances.

Niantic/Nintendo

Foto:

Este tipo de leyes no son algo nuevo en Rusia. En esta región del planeta existe una estricta tradición de castigar severamente los delitos de odio religioso en el país.

Con lo anterior como antecedente, el acto de Sokolovsky fue considerado una ofensa/protesta en la iglesia de todos los santos de Yekaterinburg. Poco después de publicar el video en YouTube, el blogger fue arrestado.

El portavoz oficial de la iglesia ortodoxa en Rusia, Vladimir Legoyda, explicó que el problema no es que esté jugando Pokémon Go en una iglesia, sino que se trata de una clara y evidente afrenta ante el estado religioso.

“Está claro que el señor Sokolovsky no era un visitante casual que entró en el templo en un arrebato de entusiasmo por el juego”, concluyó Legoyda en su perfil en Facebook.

Por otro lado, el presidente del comité de asuntos religiosos de la Duma, Jaroslav Nilov, opina que jugar Pokémon Go no debería herir los sentimientos religiosos de nadie porque es solo usar una aplicación en el entorno de un templo y que no hay ningún motivo real para detener a un bloguero por los motivos que enjuician a Sokolovsky.

Los dejamos con el video por el cual Rusian Sokolovsky puede cumplir una condena de 5 años de prisión por jugar Pokémon Go.