Una Iglesia, por error de deletreo, anunció que proyectaría una película gay en vez de "Intensamente", la famosa película de Pixar.