La modelo Lara Kitchen ha hecho lo que muchas en su profesión se atreven muy de vez en cuando: mostrar cómo luce realmente gracias a lo que le ocurre.