El selfie es la tendencia que llegó para quedarse, y es que la idea de retratarse a sí mismo y mostrar lo fotogénicos que son a todos sus contactos en las redes sociales es, sin duda, una de las prácticas más realizadas en la actualidad.

Pero los que lo han intentado saben que salir bien en un selfie no es tan sencillo como parece. La posición que se adopta al sostener el smartphone y conseguir salir bien, es todo un arte.

Si en ocasiones pasas mucho tiempo intentando conseguir esa foto genial y no lo consigue, preste atención a estas claves para que cuando se tome una autofoto parezca que un profesional la tomó por usted:

Busque el mejor ángulo: La belleza está en la simetría, pero en realidad casi nadie tiene una cara perfectamente simétrica, por eso en lugar de tomar la foto de frente, experimente con ángulos diferentes para lucir sus mejores rasgos. Si gira su cabeza unos cuantos grados a la derecha o izquierda, sus rasgos se verán menos planos.

Resalte alguna característica: Si tiene pensado hacer un primer plano de su rostro, podría resaltar una característica mientras le quitas importancia a las demás. Por ejemplo, si lo que más le gusta de sí mismo son sus ojos, resáltelos con una pestañina y unas sombras que combinen, pero mantenga su piel y labios con un look bastante natural.

Pero si usted cree que la sonrisa es su rasgo más cautivador, procure que sus pómulos y ojos se vean al natural mientras luce un lápiz labial discreto.

Un buen fondo: Por favor, no se retrate en el baño, la habitación o la cocina y tenga presente luego de tomar la foto de revisar esos detalles. Busque un lugar bonito, la naturaleza siempre es un buen aliado para estas cosas, así que si puede, busque un exterior como plantas, el mar, etc.

¡Que viva la luz!: Para evitar sombras, los fotógrafos recomiendan evitar la luz directa del sol cuando se está en exteriores o, si se está en interiores, evitar los focos de luz ubicados sobre la cabeza. Las sombras no son agradables porque otorgan rasgos más duros y los ojos no destacan.

La importancia de la expresión: Todos tienen un gesto propio, una forma de sonreír, que los hace lucir muy bien, y eso es justamente lo que debe mostrar en su selfie.

La sonrisa siempre saldrá bien, una sonrisa tímida con los labios cerrados podría ser igual de apropiada y favorecedora que una sonrisa de oreja a oreja. Sea cual sea, la sonrisa es una de las expresiones más apreciadas y cautivadoras que existen.

Filtros: Un buen filtro le ayudará a darle un toque genial a sus fotos mejorando así su apariencia e iluminación. Podrásencontrar muchas opciones en la Play Store, App Store o Windows Phone Store según sea el sistema operativo de su Smartphone.

Edición de foto: Si no le gustan los filtros, puede optar por un programa de edición fotográfica para recortar partes del fondo, cambiarla de tamaño para que enmarque su rostro de manera diferente, cambiar la manera en que se vea la luz, entre otras cosas.

Sin embargo debe tener cuidado, use las ediciones con moderación. Si no puede lograr que su edición se vea completamente natural, opte por ser precavida (o) y elimine los cambios en vez de subir una foto mal.

¿Picado o contrapicado?: El picado -imagen tomada desde arriba- estiliza más, hace más delgado, los rasgos más finos...Y el contrapicado por su parte sólo lo hará ver como un bodegón.

Lea también

Celulares podrían provocar epidemia de enfermedades

Android: Estos son los celulares en riesgo