Stephanie Mendoza, la recién nombrada reina del Carnaval de Barranquilla 2017, pasó por un momento bochornoso por cuenta de las selfies que se tomó con sus seguidores.

De acuerdo con La Red de Caracol, por tantas fotografías terminó con piojos. Carlos Vargas se comunicó con Stephanie, quien aseguró que el tema era falso, sin embargo, el presentador aseguró que una fuente cercana le había contado que a Mendoza le habían pedido que negara todo, ya que estaba mal visto que a una reina tuviera piojos.

Además: La edad de Amparo Grisales vuelve a dar de qué hablar

"Al contrario, sería muy beneficioso que la reina dijera que tuvo piojos, ya que eso significa que está muy entregada a su pueblo y que no le niega una foto a nadie", aseguró Mary Méndez. 

La nueva reina fue elegida a finales de agosto y estudia derecho en la Universidad de los Andes. Tiene 22 años y además de su gran simpatía, es considerada una mujer talentosa en los idiomas, ya que, además del español y el inglés, también domina el francés.

Stephanie Mendoza siempre ha estado muy ligada al carnaval. A los 13 años desfiló en una carroza en la Batalla de Flores, y desde entonces, comenzó a prepararse para convertirse en la reina.

Lea también: La separación obligada de Miguel Varoni y Catherine Siachoque