El periódico "New York Post" culpó a la actriz de causar el divorcio