Jim Carrey fue demandado por negligencia en el suicidio de su exnovia, Cathriona White. El actor es acusado por supuestamente darle las sustancias que utilizó para quitarse la vida.