Para vestirse bien no es necesario ser aburrido. Ni siquiera formal. Para tener estilo es necesario transmitir lo que uno es a través de la ropa. No forzar el look para los rasgos particulares o las formas del cuerpo. Eso es saber vestir.

Y en esta ocasión, fueron pocas, poquísimas las que experimentaron en los VMA'S 2016 dando lo mejor de sí. Mostrando lo más bello de sus figuras o rostros. Incluso se atrevieron a ir más allá de lo que suelen hacer, pero sin tener que volver a lo de siempre.

Este fue el caso de Amber Rose, quien pasó de las cadenas y el mal gusto a mostrar su esencia a través de un tuxedo. O de Heidi Klum, que volvió a sus raíces. 

En la galería verán los mejores looks de la noche.