Las mejor vestidas de los Premios Emmy 2016 mostraron materiales y siluetas exquisitos, luciendo así el último resquicio de glamour del año.