ANUNCIOS
Viernes 30 de Septiembre de 2016
ANUNCIOS
Flora Martínez protagonizará el monólogo '¡Soy Frida, soy libre!'.

Flora Martínez protagonizará el monólogo '¡Soy Frida, soy libre!'.

Cortesía

Foto:

"Frida somos todas": Flora Martínez

Entrevista. La actriz, recordada por su papel de ‘Rosario Tijeras’, será la primera colombiana en darle vida a la famosa artista en ‘¡Soy Frida, soy libre!’, obra que muestra las percepciones de la mexicana sobre el amor, la sexualidad, el arte y el dolor físico.

Actualizado : 30 Agosto
- Publicado : 30 Agosto

Flora Martínez protagonizará el monólogo ¡Soy Frida, soy libre!, una pieza dirigida por el mexicano Víctor Vázquez y escrita por Tomás Urtusástegui que está compuesta por siete monólogos breves, que entre ficción y datos biográficos retratan la vida de la mexicana. 

La obra se presentará en el Teatro Cafam de Bellas Artes de Bogotá los días 1, 2, 3, 8, 9 y 10 de septiembre; y luego emprenderá gira por Medellín, Cali, Bucaramanga, Cartagena, entre otras ciudades.

¿Es cierto que todas las mujeres tienen una Frida adentro?

Frida tenía las pelotas para hablar abiertamente de diferentes temas y demostraba el dolor que todas las mujeres sentimos. Ella no pintaba sueños y no se estaba inventando nada, simplemente hablaba desde su sentir más profundo. Incluso, con ese famoso cuadro que pinto, Las dos Fridas, ella mostró las facetas que tienen las mujeres. 

¿Se atrevió a pintar para construir el personaje? ¿Cómo lo construyó?

Empecé leyendo las biografías, pero donde realmente la conocí fue en sus pinturas. Hice el primer autorretrato que ella hizo, que es precioso, y después me arriesgué con el de Las dos Fridas, que es el que tenemos en la obra.

¿Qué pensó cuando vio Las dos Fridas ya terminado?

Antes de eso pensé que era un cuadro chiquito, como la mayoría de los que ella pintaba. Al empezar a investigar sobre esta pintura descubrí que la obra mide 1.72 centimetros por 1.63, entonces es ella en sus dimensiones. Hice el ejercicio, yo lo pinté, y ahí fue donde realmente pude conocer el humor que Frida tenía.

Este monólogo la tocó tanto que usted hizo algunas modificaciones al texto original…

Lo hice con la mayoría (risas). Yo soy así, leo un libreto pero cuestiono mucho porque me gusta saber de dónde vienen las cosas.

Como artista y como mujer, quiero que la gente conozca y sienta. Los libretos que me pasaron eran escritos por hombres y fue raro. Ella, por ejemplo, tiene un poema en el diario que dice: “Diego principio, Diego constructor, Diego mi niño, Diego pintor, Diego mi amante, Diego mi esposo, Diego mi amigo, Diego mi madre, Diego mi padre, Diego mi hijo Diego… = Yo Diego universo”, y ese amor solo lo podemos entender las mujeres. Sentía que había muchas cosas bellas que a mí me impactaban mucho, y no podían quedarse por fuera. 

¿Qué dijeron los directores del montaje cuando usted hizo los cambios?

Por suerte, el director mexicano Víctor Vásquez me apoyó en absolutamente todo porque veía que nada era inventado. Él llevaba dos años viajando con la obra, y le pareció muy lindo esta nueva Frida contada por la voz de una mujer. Realmente recibió todos los cambios y ahí vamos. Por su parte, el director colombiano Jimmy Rangél, quien hizo todo el montaje y la puesta en escena, también aportó la Frida que él admiraba y conocía. 

Hay en la obra una parte musical importante...

Mi esposo hizo la banda sonora, esto tiene muchísima música en vivo. Tenemos un contrabajo en escena y una guitarra, además de la voz y las proyecciones en video. Este es el teatro que más me gusta, porque es como cine en vivo.

¿¡Soy Frida, soy libre! tendrá un tono quejumbroso?

Hay dolor porque toda la vida de ella estuvo marcada por eso, pero el enfoque que le damos es diferente. Frida puede ser todo menos quejumbrosa, aunque sí hay aspectos fuertes como sus pinturas. Hay que recordar que ella es muy femenina, pero este montaje es tan desgarrador que hace que a uno se le 'agüe el ojo'.

¿Cómo define el arte de la mexicana?

¡Es algo maravilloso! Ese contraste entre la tijera, la vena desangrándose y el corazón es magnífico, y solo cuando uno está sintiendo su pintura se puede acercar a la personalidad tan maravillosa que tenía.

¿Es cierto que por Frida usted terminó en la actuación?

Fui a ver una obra de Frida, no recuerdo cual porque tenía como 8 años. Lo único que conservo en mi mente es el impacto que me causó en ese entonces, y debo decir que terminé enamorada de la actuación. No entendía bien qué pasada, pero era fascinante.

¿Usted qué tiene de la azteca?

Ella es demasiado en todos los aspectos, pero yo tengo su fragilidad.   La fuerza de esta mujer y la forma en como transformó el dolor en humor negro es increíble. Yo me siento muy compaginada en la manera en como ella amaba a su Diego. Pero esas cartas que le escribía, lo que leemos en su diario y esa manera de amar son cosas que pueden tener todas las mujeres. Sin embargo, también me identifico con su tristeza y rabia, pero representarla me ha dado una fuerza para ver cómo ella se sobreponía al dolor físico y del alma.

¿Frida Kahlo y Rosario Tijeras tienen algo en común?

Hay otras historias interesantes, como esta Frida Kahlo, en la cual se habla de otros valores de las mujeres. Ahora que soy madre quiero que mi hija vea cosas que la nutran como ser humano. Realmente Rosario Tijeras sí hizo mi carrera, pero también me dio muchas cosas estancadas y yo no quise vivir eso. La vida es sabia, es como lo que le pasó a Frida, quien después del accidente se volvió la mejor pintora. Gracias a Rosario puede desarrollar cosas diferentes como la música. Además, también encontré el teatro y esto ha hecho que yo modifique la manera en cómo decir las cosas, y no simplemente limitarme a aparecer en las producciones que hago como la ‘bonita’.

¿Qué tanto le afectó Rosario Tijeras?

"Un crítico de cine me dijo alguna vez que lo peor que me pudo haber pasado fue interpretar a Rosario Tijeras. Realmente, puede que si, porque después de ese papel me dediqué a rechazar personajes porque de alguna forma todos querían ese ingrediente sexual, esa bomba que para mí es muy limitado, como mujer, que me pongan ahí. Esa es una faceta, pero solo ser eso me parece muy pobre. Darle todo a unas nalgas o a unos senos que se van a caer no es bueno", Flora Martínez, actriz.

Funciones:

Jueves a sábados desde el primero hasta el 8 de septiembre a las 8:00PM. Teatro Cafam de Bellas Artes. Carrera 68 n.° 90-88, Bogotá.

*Boletas desde 65.000 hasta 89.000 pesos.

También se realizará la exposición de fotografías Frida Kahlo de Leo Matiz en la galería del mismo teatro, la entrada es libre.

¡Más noticias de Cultura y Entretenimiento AQUÍ!

PUB/SG


 


.