El 23 de mayo comenzó una batalla legal entre el protagonista de "Piratas del Caribe" y la actriz Amber Heard. Ese día, la rubia acudió ante el juez de Los Ángeles para solicitar el divocrio con el argumento de que el actor de 53 años la había golpeado en varias ocasiones.

Después de compartir que fue violentada físicamente por Depp, Amber Heard pidió a las autoridades de Los Ángeles una orden de restricción temporal contra el actor, la cual se le concedió.

Existieron múltiples dimes y diretes entre los intérpretes, de los que  se destacan el que Johnny había violado la orden de alejamiento, que las acusaciones de Amber eran falsas, además de que la protagonista de " All The Boys Love Mandy Lane" quería una pensión sumamente elevada.

Getty Images

Foto:

Sin embargo, el pasado martes 15 de agosto, todo pareció haber terminado. El caso de divorcio, que estaba atado a la denuncia de violencia doméstica, también se ha resuelto. Según informó "TMZ", fuentes cercanas a los famosos dijeron que Johnny se comprometió a pagar a Amber aproximadamente 7 millones de dólares, los cuales incluyen los honorarios de abogados. Ella pedía 8 millones, pero terminó aceptando el trato.

Los abogados de Depp, Laura Wasser y Blair Berk, junto con la defensa de Amber, Pierce O'Donnell y Samantha Spector, fueron los encargados de elaborar el acuerdo.

Tras haber logrado un trato, recientemente, la nacida en Austin, Texas, compartió un comunicado donde informó que donará todo el dinero entre la American Civil Liberties Union y el Children's Hospital de Los Ángeles.

"Como queda escrito en el acuerdo de divorcio, el dinero no ha jugado un papel importante para mí, más allá de la posibilidad de donarlo a la caridad y, por lo tanto, poder así ayudar a aquellas que no pueden defenderse por sí mismas", informó.

Grosby Group

Foto: