Muchas personas de todas las edades han crecido junto a Disney: ya sea con sus películas animadas, sus series o sus programas. A la compañía se le conoce como "La Fábrica de Sueños" y este sobrenombre tiene su motivo de ser. 

Durante generaciones nos ha sorprendido con animaciones e historias que han hecho soñar a más de un niño, y a decir verdad, también a varios adultos. 

Pero la compañía de Walt Disney tiene muchos secretos que no ha revelado a su público. Uno de ellos son los miles de bocetos y fotografías de sus películas, esos que nunca llegaron a ver la luz del sol y que, hasta la fecha, se mantenían "ocultos" en el archivo. 

Un libro que será publicado por "Taschen" dará a conocer muchas de estas imágenes. Les presentamos una breve colección conseguida por "The Guardian" que agrupa las mejores.

Podrán encontrarla en la galería de imágenes. 

Virginia Davis en el set de "Alice's Spooky Adventure", una de las primeras películas mudas de Disney.

Virginia Davis en el set de "Alice's Spooky Adventure", una de las primeras películas mudas de Disney.

Taschen/Disney

Foto:

La verdad detrás de las películas de Disney 

Esta casa productora ha retomado, durante su larga vida, muchas historias que existían hace bastante tiempo atrás. Y no, la mayoría de ellas no eran aptas para niños. Estas son algunas de las más crudas: 

Pinocho

En la historia original de Carlo Collodi, Pinocho era un muñeco con pésima actitud y serios problemas de comportamiento. Tanto así que cuando Pepe Grillo trata de aconsejarlo, Pinocho lo asesina. 

A partir de ahí, es a un fantasma del grillo a quien Pinocho ve con frecuencia. 

La Cenicienta

"La Cenicienta" es una historia original de los Hermanos Grimm, quienes son considerados como los más famosos escritores de cuentos en el mundo. 

En la historia original, sus hermanastras hacen todo para que el zapato de oro -no era de cristal- les quede. Incluso llegan a cortarse los dedos y los talones. 

También, al final del cuento, unos pequeños pájaros amigos de Cenicienta le sacan los ojos a sus hermanastras. 

La Sirenita

Otra historia bastante modificada por Disney para convertirla en apta para menores. En la original, lo que Ariel intercambia con Ursula a cambio de piernas no es su voz, sino su lengua. Esta se la corta. 

Además, cuando logra ir a la superficie, el príncipe ya estaba enamorado de otra princesa, por lo que jamás logra corresponder los sentimientos de la sirena. 

Evidentemente ella busca regresar al mar, pero para esto tiene sólo dos opciones: asesinar al príncipe y volver a ser una sirena o ir al mar como humana, morir ahogada y convertirse en espuma. 

Elige la segunda.