ANUNCIOS
Sábado 01 de Octubre de 2016
ANUNCIOS
La agrupación venezolana se presentará en Bogotá este 18 de agosto.

La agrupación venezolana se presentará en Bogotá este 18 de agosto.

Cortesía

Foto:

Los Amigos Invisibles regresan a Bogotá a mostrar su 'Otra cara bonita'

Entrevista. Los reyes de la gozadera por excelencia llegarán al país para poner a todo el mundo a parrandear.

Actualizado : 15 Agosto
- Publicado : 12 Agosto

La banda venezolana Los Amigos Invisibles se ha destacado como una de las más auténticas e irreverentes en el mercado musical desde su lanzamiento en 1991, y a lo largo de estos años, han demostrado que una agrupación puede tener sabor, funk, latin jazz, dance, salsa y tumbao, y así mismo ser pertinente.

Los músicos estarán próximamente en Bogotá, y el motivo de su visita se debe a nada menos que su concierto en Armando Music Hall este 18 de agosto, en el cual pondrán a bailar a los asistentes con Ultra Funk, El disco anal, Sexy, La vecina, entre otros de sus grandes éxitos.

En PUBLIMETRO hablamos con José Rafael “El Catire” Torres, su bajista, sobre el espectáculo que ofrecerán en la capital de la república, la aceptación que han logrado en otros países, y sobre cómo será su futuro musical.

El playlist de Catire:

“Hoy en día me gusta hacerme fanático de un artista en específico. Esta época digital me cae muy bien, lo que hago es comprar canciones por separado. Aquí va mi playlist:"

  • Freestyle 4 Funk – Quasamodo

“Los deben conocer en su casa y de broma (risas). La canción me gustó mucho”

  • FascinationThe Human Ligue

“Es un clásico de los 80’s para los rucos”

  • Moving ViolationJackson 5

“Es súper funky, está buenísima”

  • I Feel For YouBob Sinclar

“Este tema está en el London Fashion District”

Sobre el concierto:

Los Amigos Invisibles se presentarán este jueves 18 de agosto a las 9:00PM en Armando Music Hall, ubicado en la calle 85 # 14-46, en Bogotá. Las entradas se consiguen en Tu Boleta.

¿Qué sienten al regresar a Colombia, un país que los quiere tanto?

Le tenemos mucho cariño a Colombia, y sobretodo a Bogotá que es la ciudad que más hemos visitado. Además, sentimos que es un lugar muy especial para nosotros, y siempre nos pone felices regresar.

¿Cuál será la diferencia entre el último show que hicieron aquí, y el que brindarán este jueves?

La última vez estuvimos dimos un concierto acústico, que giró en torno al disco que habíamos lanzado. Pero en esta oportunidad, llegaremos con un concierto que hemos organizado en base a un single que sacamos a mediados de año que se llama Otra cara bonita, que hace parte de una producción homenaje a un artista venezolano llamado Yordano.

Siendo residentes en México D.F. y Miami, ¿cómo han vivido lo que pasa con Venezuela?

Nosotros nos fuimos de Venezuela en 2001, y cada uno de los integrantes de la banda tuvimos nuestras propias razones para hacerlo. Obviamente, también se nos presentó una gran oportunidad en esa época, que fue firmar con el sello disquero de David Byrne. Sin embargo, yo sí puedo confesar que además de eso, creía que el rumbo de Venezuela no iba para nada bien. 

Pero llevan un año sin tocar en su país…

Los Amigos Invisibles siempre hemos estado muy pendientes de Venezuela, íbamos muchísimo a tocar allá e incluso nos presentamos en muchos shows de las campañas políticas de la oposición. Pero en los últimos años, la situación ha ido empeorando que no volvimos a ofrecer conciertos allá. Es triste, porque es nuestro país, en donde somos más conocidos y más queridos… Yo trato, en medio de mi desesperación, no dejar afectarme tanto.

¿Qué influencia tuvo la mudanza a otros países en la música que hacen?

Hay un par de puntos clave. Nosotros nos trasladamos a Nueva York en el 2001, y el disco siguiente a esa mudanza fue The Venezuelan Zinga Son, y quizá en esa producción discográfica se escucha lo más evidente de ese cambio. Ese disco fue producido por unas personas de la escena dance de la Gran Manzana… De no haber ido a esa ciudad, no habríamos hecho ese trabajo discográfico, por ejemplo.

Cuando recién empezaban, en 1996, David Byrne compró un disco de ustedes y los llamó. ¿Siguen teniendo relación con él?

Yo supe de él hace como cinco años, pero estoy seguro que si le escribo algo interesante me responde. Él es una persona tan inteligente y tan ocupada, que si tiene algo tan importante para decir lo hace.

Son una banda con una energía muy joven, pero para nadie es un secreto que lo años no vienen solos. ¿Se ven haciendo otro tipo de música en el futuro?

¡No! Imagínate a Celia Cruz que con 80 años estaba montada en un escenario bailando salsa, o a Tito Puente o incluso Óscar de León (risas). Incluso, Mick Jagger –no es que me quiera comparar con él porque es gigante- pero ellos si son una inspiración para seguir adelante.

El funk y la música disco han marcado su estilo, aunque también se desenvuelven muy bien con los cortes latinos, pero, ¿ustedes con qué genero musical se sienten cómodos?

En el periodo que llevo con Los Amigos Invisibles, que son 23 años, he tenido acercamientos a distintos géneros musicales. A mí por ejemplo, en lo personal, me sigue llamando la atención todos los géneros relacionados con el funk y hoy en día hay una movida de electrofunk que está muy buena. Sin embargo, a la hora de hacer alguna canción con los Amigos, me brota más lo latinoso, ahí tengo una dicotomía.

¿Habrá disco de Los Amigos Invisibles en 2017?

Ya estuvimos en el estudio en marzo y también en julio. Esperamos que el nuevo disco con canciones inéditas, salga ahora en noviembre, si todo sale bien.


 


.