“Había un mundo afuera que yo sola me había limitado, por tratar de darle gusto a todos. Con Santánico, decidí que nunca más iba a decir que no, si me deseo era hacerlo. Ahora me gusta tomar riesgos y me encanta indagar en cosas nuevas”.   

“Mucho de lo que verán en la serie hace parte de la mitología mexicana y al mismo tiempo, latina. Por eso considero que, además de divertirse, el público podrá aprender más de nuestra cultura”.

La producción basa sus personajes en From Dusk Till Dawn, película dirigida por Robert Rodríguez y escrita por Quentin Tarantino.

A Eiza González la conocimos siendo la niña dulce de las novelas mexicanas, sin embargo, radicarse en Estados Unidos implicó un gran cambio para a la actriz, y ahora la podemos ver como la sensual Santánico Pandemonium en Del crepúsculo al amanecer. En entrevista para Publimetro, la actriz nos cuenta más aspectos de esta producción basada en la película de 1996, From Dusk Till Dawn.

¿Cómo describiría a Santánico Pandemonium?

Es un personaje multifacético y tiene una personalidad única. Es una historia que mezcla los relatos de vampiros con aquellos relacionados a la mitología Azteca, así que se encontrarán con una mujer que es alabada en un templo, pero que no quiere ser una reina, su objetivo es ser una guerrera que quiere ayudar a su pueblo.

Además, ella se transforma en un monstruo. Por esa misma razón, también implicó un reto, por ejemplo, a la hora de pasar por un proceso de efectos especiales de 3 o 4 horas diarias. Era interpretar a dos personajes en uno solo.

¿Y respecto a su transformación mental y espiritual?

Fue un proceso muy interesante porque jamás había tenido la oportunidad de interpretar personajes de este tipo. Siempre había sido la niña buena de la televisión, pero ella era una reina seductora, algo a lo que jamás me había enfrentado. Como mujer me dio pudor, no fue fácil ser tan sensual.

Al final, todo implicó una terapia para mí porque significó dejarme ir, convertirme en todo lo que era Santánico y dejar de ser yo. Con el tiempo, logré sentirme cien por ciento en la piel del personaje.

Lea también: La humanidad o nosotros, el nuevo disco de los IKV

Algo que hace única a Santánico es que, sin serlo, tiene la esencia propia de un humano…

Exacto, ella es mujer de bondad y al mismo tiempo de maldad. Hemos crecido en un mundo donde ser bueno está bien, pero ser malo no. Sin embargo, la realidad es que nuestra naturaleza se mueve por ambos paralelos, solamente que debemos reprimirlos porque es lo que nos ha impuesto la sociedad.

Ha dicho en varias ocasiones que este personaje la cambió completamente. ¿En qué aspectos lo hizo?

Me regaló madurez. Este proyecto implicó una metamorfosis y el fue el comienzo de un nuevo ciclo, desde radicarme en Estados Unidos, hasta conocerme más como mujer. Dejé de lado ese pensamiento de ser una niña para gustarle al público, y me lancé al vacío para crecer.

Fue justamente Robert Rodríguez, creador de la serie, quien me dijo que debía buscar lo que era como persona, actriz y mujer. Encontrarme con Santánico fue lo mejor que pudo haber pasado, porque descubrí que puedo hacer todo lo que quiero, que nada es imposible si se trabaja con pasión. Gracias a la serie y a Santánico me siento más segura y arriesgada.

¿Por qué decidió salir de México y probar suerte en Estados Unidos?

Sentí que había acabado una etapa de mi vida. Era un momento de muchos cambios, había terminado una novela muy exitosa, finalicé un contrato de siete años con una productora y rompí una relación.

A eso se suma que yo soy acuario, un signo de aire, entonces siempre necesito estar en constante movimiento. Siento que hice lo correcto y hasta la fecha no me arrepiento de nada.

Podría interesarle: Concierto de Metallica en Bogotá

Menciona su signo zodiacal para explicar una transformación en su vida, ¿Cómo es Eiza hablando de la espiritualidad?

Por razonamiento humano siempre tratamos de encontrarle una explicación a todo, pero en definitiva, hay muchos aspectos que son sobrenaturales, y no debemos asustarnos por eso, más bien, tenemos que tomarlos como hechos sorprendentes que nos regala el universo.  

¿Qué tiene Eiza de vampiresa?

La sensualidad natural de la mujer me hace vampiresa. Por otra parte, como actriz siempre quiero hacer un personaje diferente, que la gente no sepa quién voy a ser en la siguiente producción. Ese lado enigmático también me transforma en vampiro.  

Es actriz, cantante y vive en Estados Unidos ¿No le gustaría estar en Broadway?

Me encantaría hacer un musical. Siempre he estado involucrada con la música y tengo amigos que trabajan el tema. No sé, algún día les puedo salir con una sorpresa.

Además: La Derecha y Revolver Plateado en Armando Music Hall