La modelo no se avergüenza a la hora de mostrar las marcas que la psoriasis ha dejado en sus brazos.