La premiada película "Raw", donde una jovencita se convierte en caníbal, causó tal conmoción en Canadá, que muchos se desmayaron.