La Niña se ha convertido en la novela preferida de los televidentes colombianos. La producción que es protagonizada por Ana María Estupiñán y Sebastián Eslava, cuenta la historia de 'Belky', una joven que luego de escapar de la guerrilla, tiene como objetivo recobrar la vida que perdió a causa de la violencia.

Un papel con el que, sin duda, Ana María se ha ganado el corazón de grandes y pequeños. Y así como a 'Belky', la vida también le ha dado momentos de dolor a la actriz.

Además: Marilyn Patiño imita al famoso hombre del tapabocas

En entrevista para El Universal, Ana María reveló el hecho que marcó su vida para siempre. "Yo fui la menor en mi familia durante seis años y mi mamá luego tuvo a mis hermanitas. Obviamente dos bebés requieren mucho más cuidado que una niña de seis años y a mí me dio mucha envidia, me dio mucha rabia, empecé a odiar a mis hermanitas, a desear que nunca hubieran nacido. Incluso desee morir y era más una cuestión de envidia que de rechazo de otras personas".

Pero el problema no terminó allí. "Cuando entré al colegio tuve actitudes muy feas y era muy complicada. Nadie quería meterse conmigo por mi forma de ser, entonces también tuve problemas de autoestima por mi actitud. Eso hacía que otros no quisieran acercarse a mí y me la montaban. Pero era un problema mío, algo interno, más de fondo que de forma".

Asegura que Dios y la relación con su novio, Mattias Bylin, la ayudaron a superar sus problemas de autoestima.

Hace algunas semanas le contó a La Red de Caracol que siempre le pidió a Dios que le regalara una pareja que entendiera su profesión, debido a las ocasiones en las que ha tenido y tendrá que tener escenas románticas con otros actores. Mattias es todo lo que deseó.

Aunque todavía no tiene planes de boda, la actriz quisiera casarse joven, así como lo hicieron sus padres y hermanos.

Lea también: Así se ve actualmente, Luna, la hija de Andrea Guerrero