En la televisión...

Adriana Bottina alcanzó el reconocimiento en Latinoamérica con su personaje de Wendy Jiménez en la novela Nadie es eterno en el mundo. Además, le dio la voz a la cantante Rosario en La hija del mariachi.

Más de 30.000

visitas tiene el video oficial de Ella en YouTube.

Adriana Bottina divide su tiempo entre sus hijos, Manuela y Luciano, y su regreso a la escena musical. La palmireña vuelve con Ella, un tema que le apuesta a géneros como el bolero y la bachata en el que se le canta al desamor y a la infidelidad. La canción, perteneciente a su álbum Enamórame como antes, está basada en la situación que tuvo que vivir una amiga personal de la artista.

“Hace mucho quería retomar mi faceta como cantante, pero también era prudente esperar, pues con todo lo que había pasado con la música popular no quería mandar un mensaje abrupto. Mi nuevo trabajo lo empiezo contando una historia con los ritmos del bolero y la bachata. Esto es perfecto, porque a veces la música termina siendo muy rápida y no deja escuchar la letra, o el ritmo resulta muy lento y la gente no se logra conectar”, asegura Bottina a PUBLIMETRO .

Ella contó con el famoso productor Sergio George, quien ha también ha trabajado para artistas como Marc Anthony, Gente de Zona y Prince Roice, entre otros. “ Llegó el momento de hacer lo mío y producir un disco que me identifique a mí, no a la novela o a un musical”, agrega.

La también actriz confiesa que pagó caro el éxito que le dejó el papel de Wendy Jiménez en la novela Nadie es eterno en el mundo. Conciertos, fotos, autógrafos y portadas de revista la alejaron de su familia y por poco acaban el matrimonio con su esposo, Juan Carlos Quijano, quien también es su mánager. Sin embargo, agradece haber hecho parte de la pantalla chica.   “Yo llegúe a la televisión porque querían a una cantante que quisiera actuar (risas). Eso fue hace 20 años cuando hice la novela El amor es más fuerte… Ahí hice mis primeros pinitos con guitarra en mano y eso muy lindo, pero todo ha partido desde el canto. Uno con el tiempo va aprendiendo cosas y en los últimos cuatro años he estado haciendo musicales. He tenido la oportunidad de componer, producir, protagonizar, y pude desplegar la parte del baile y del canto en el escenario.”, indica.

En esta oportunidad, Adriana no vuelve con minifaldas, jeans ajustados o sombreros rancheros. Y aunque confiesa que “le gusta lucirse en el escenario”, los ritmos a los que le está apostando le permite hacer muchas cosas en sus conciertos. “Hay que buscar nuevas sonoridades, no solamente lo que está afuera sino también lo que hay aquí. Yo soy de Palmira, y todo el tema del baile y lo latino siempre está ahí presente”, dice la intérprete.

Igualmente, la cantante asegura que en los últimos meses del año estará de gira promocional por varias ciudades del país. “Estoy muy enfocada con Ella y la llevaré a otras ciudades. Estaré en Cali, Medellín, Bucaramanga, Villavicencio, Girardot… ¡Tenemos una agenda súper exigente y eso está bien! Hay que renorvarse en todo”, puntualiza.