Antes de comprar tiquetes y hacer reservaciones de hotel, debe saber que es importante tener esa conversación cara a cara con su jefe para que sepa con certeza cuándo es conveniente que se tome las vacaciones.

Como primera medida es fundamental que tanto empleador como empleado, estén al tanto de la normatividad vigente en cuanto a vacaciones laborales se refiere. En este sentido factores como, si la compañía tiene una política de vacaciones colectivas o individuales puede hacer la diferencia.

La experta Martha Durango Gerente de Recursos Humanos de Adecco asegura que: “Si bien la ley establece que tanto empleador como trabajador, deben avisar con mínimo 15 días de anticipación que se requieren o que se le darán dichas vacaciones; una planeación aún más anticipada permitirá que el empleador pueda tomar las previsiones del caso: coordinar los reemplazos, distribuir la carga laboral y redefinir tiempos de respuesta.”

Adelantar vacaciones

Aunque no es una práctica aconsejable, existen circunstancias en las que el empleado tiene que hacer frente a una eventualidad (hospitalización de un familiar cercano, calamidad doméstica, etc.) y por lo tanto solicita licencias no remuneradas. Usualmente, cuando estas eventualidades se prolongan por muchos días, los empleados solicitan unos días de vacaciones para poder atender con tranquilidad estas situaciones.

Compensación en dinero

Normalmente las empresas conceden permisos y licencias remuneradas cuando se presentan situaciones que impliquen que el trabajador se ausente siempre y cuando no excedan un tiempo razonable o que la empresa haya definido como límite.

Puntualmente con las vacaciones, las dos partes podrán acordar por escrito,   con previa solicitud del trabajador, que se pague en dinero hasta la mitad de las vacaciones.

Interrupción de las vacaciones

Si bien las vacaciones son un espacio que debe ser respetado por parte del empleador, existen situaciones, especialmente para cargos de alto nivel en las que el descanso debe alternase con el trabajo o incluso aplazarse.

La experta dice que frente a este tipo de escenarios: “Lo ideal es que la persona salga a descansar y se pueda “desconectar” del trabajo.   Sin embargo, si hay solicitudes especiales para realizar una labor durante las vacaciones, o incluso se le pide a la persona que se reintegre por algún motivo particular, se negocia con el trabajador para que disfrute los días que le hacen falta en otro momento.”

Diferencias entre vacaciones, permisos y licencias laborales

Por ley, un empleado cuenta con diversos escenarios en los que puede hacer uso de tiempos determinados para atender eventualidades de carácter médico o familiar, así mismo la legislación laboral establece que ante circunstancias apremiantes el empleado tiene derecho a licencias de tiempo que le permitan atender de forma adecuada dicha situación.

Sin embargo para Julieth Sandoval, Jefe de Nomina, establecer las diferencias entre los permisos y las licencias con respecto a las vacaciones es fundamental: “Las vacaciones son días que se causan mes a mes y que al cumplir el periodo de una año   el empleado tendrá derecho a 15 días hábiles de receso de actividades. En el caso de las licencias y permisos son más de manejo diario, se trata de tiempos que el empleador otorga al empleado para temas personales por lo que se puede dar el caso en que empleador pueda solicitar la reposición del tiempo”, asegura.

¿Qué dice la ley?

En el caso particular colombiano las licencias se establecen para casos de maternidad y paternidad, en las que se determina que la madre cuenta con 14 semanas remuneradas a partir del parto y el padre con 8 días hábiles igualmente remunerados.

Adicionalmente la Ley determina licencias remuneradas y no remuneradas, que como su nombre lo indica una tiene el pago normal y la otra no recibe pago alguno en esos días y por último licencias de luto y calamidad doméstica.

Permisos

Respecto a los permisos para citas médicas y trámites personales, actualmente muchas organizaciones cuentan con paquetes de beneficios que les otorgan a sus empleados jornadas de medio día para que los mismos puedan realizar sus diligencias con total tranquilidad.

Sandoval manifiesta que “hoy en día las empresas han empezado a reconocer la importancia de que sus empleados puedan equilibrar de forma armónica su vida laboral, familiar y personal. En este sentido es fundamental que las dos partes conozcan y apliquen lo que la ley establece y lleguen a acuerdos   en los eventos que no están claramente establecidos en la misma”.

Lea también

Aumentará licencia de maternidad

Becas para estudiar en Alemania